*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 27/12/2016
Estás leyendo:A los 88 años muere Vera Rubin, la astrónoma que confirmó la existencia de la materia oscura

A los 88 años muere Vera Rubin, la astrónoma que confirmó la existencia de la materia oscura

Durante su carrera Rubin estudió más de 200 galaxias y fue la segunda astrónoma en ser incorporada a la Academia Nacional de las Ciencias.

A los 88 años muere Vera Rubin, la astrónoma que confirmó la existencia de la materia oscura

La astrónoma pionera estadounidense Vera Rubin, quien aportó evidencia firme sobre la existencia de la materia oscura, ha fallecido, informó su hijo. Tení­a 88 años.

Rubin murió el domingo de causas naturales, dijo el lunes su hijo Allan Rubin. La astrónoma oriunda de Filadelfia viví­a en la zona de Princeton, New Jersey.

Rubin encontró que las galaxias no giran totalmente en la manera pronosticada, lo cual aportó sustento a la teorí­a de que otra fuerza estaba interviniendo, es decir, la materia oscura.

La materia oscura, que no se ha observado directamente, conforma el 27% del universo, en comparación con el 5% de la materia normal del universo.

Los cientí­ficos han comprendido mejor qué no es la materia oscura respecto de lo que sí­ es.

Debido a sus logros cientí­ficos, Rubin obtuvo numerosas distinciones. El presidente Bill Clinton le otorgó en 1993 la Medalla Nacional de la Ciencia “por sus investigaciones precursoras en la cosmologí­a de observación”. Fue la segunda astrónoma incorporada a la Academia Nacional de Ciencias.

“Demás está decir que, como mujer, Vera Rubin debió superar una serie de obstáculos en el camino”, tuiteó el fí­sico Sean Carroll, del Instituto de Tecnologí­a de California.
Rubin empezó a interesarse de joven por la astronomí­a. Su padre, Philip Cooper, un ingeniero electrónico, le ayudó a construir un telescopio y la llevaba a reuniones de aficionados a la astronomí­a.

verarubin1

Rubin decí­a que sus padres le dieron pleno apoyo para que se dedicara a la carrera de su elección, pero su padre le habí­a sugerido que se dedicara a la matemática, preocupado de que le resultara difí­cil ganarse la vida como astrónoma, según dijo en 1995 en una entrevista con el Instituto Estadounidense de Fí­sica.

Fue la única graduada en astronomí­a de la Universidad Vassar en 1948. Cuando quiso hacer su maestrí­a en Princeton, se enteró de que esa universidad no admití­a mujeres en el posgrado de astronomí­a, de manera que lo hizo en la Universidad de Cornell.

Rubin obtuvo su doctorado en la Universidad de Georgetown, donde fue profesora durante varios años, para luego trabajar en la Institución Carnegie de Washington, un centro de investigaciones cientí­ficas sin fines de lucro.

Durante su carrera, Rubin estudió más de 200 galaxias.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital