La Tercera

Los incendios forestales en California golpean las casas de los famosos

Las mansiones valoradas en millones de dólares de Los Angeles no se salvaron de la amenaza de las potentes llamas, que hoy se expandían por esta icónica ciudad estadounidense. El caos se desató el miércoles cuando dos incendios forestales estallaron en el sur de California, obligando a evacuar a más de 200.000 personas.

Pero hoy cinco incendios provocaron el cierre de carreteras, colegios y museos e incluso obligó a congelar las grabaciones de distintas series de televisión, provocando una espesa neblina gris sobre la zona.

Las llamas afectaron la zona atravesada por la carretera Mulholland Drive en el norte y la icónica calle Sunset Boulevard en el sur.

También se acercaron al exclusivo barrio de Bel-Air asociado a los ricos y famosos y donde personalidades como la cantante Beyonce y el empresario Elon Musk tienen sus mansiones.
Al menos cuatro casas fueron alcanzadas y todos los residentes del lujoso barrio fueron obligados a evacuar por la policía, que hizo un recorrido puerta a puerta confirmando que el operativo se llevara a cabo de forma completa.

Es en esta zona también donde está ubicada la viña del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch. Según los bomberos, dos edificios de su propiedad habrían sido alcanzados por los incendios.

Las imágenes de las llamas avanzando por los cerros revivieron otro episodio trágico ocurrido en 1961, cuando 500 casas en Bel-Air fueron consumidas por el fuego.
Es por eso que los equipos de bomberos reaccionaron rápidamente desde el inicio de los primeros incendios, pero la situación podría empeorar debido a la intensidad de los vientos.

Las llamas fueron potenciadas por los poderosos vientos secos de Santa Ana, que son característicos de la climatología de California durante esta época del año. La escala de estos vientos, que se mide en colores, llegó por primera vez a su máximo, el púrpura.

El museo Getty, que entre su colección de obras incluye a “La Primavera” de Edouard Manet, también se encuentra en el área de los incendios. “Sistemas de filtración de aire están protegiendo las galerías del humo”, anunció el museo a través de Twitter. La prestigiosa universidad UCLA, por su parte, informó la suspensión de sus clases. También más de 250 escuelas de Los Angeles cerraron sus puertas hoy y una decena de ellas adoptó la misma medida en el condado de Ventura.

Los primeros incendios se registraron la noche del lunes y el condado más perjudicado hasta el momento es Ventura, donde cientos de casas y locales comerciales resultaron destruidos. El gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia en esta zona.

Al menos 4.000 bomberos están trabajando contra reloj en la zona para tratar de contener las llamas que se extienden por una superficie total de más de 32.000 hectáreas, según los bomberos de California.

La situación se ve crítica en un futuro cercano. Según el Servicio Nacional Meteorológico de EE.UU. los vientos seguirán fortaleciéndose “durante la mayor parte de los condados de Los Angeles y Ventura por lo menos hasta el sábado”.

El año 2017 ha sido especialmente letal en esta materia. Sólo en octubre, más de 40 personas murieron en más de una decena de incendios que devastaron California.