*

Deportes
Compartida
Actualizado el 03/04/2017
Estás leyendo:Los secretos del encordador

Los secretos del encordador

Autor: Matías Alarcón Laguna

Josué González desempolva los detalles de las raquetas de los tenistas chilenos de cara a la eliminatoria de Copa Davis que arranca este viernes en Colombia.

Los secretos del encordador

“A Garin le gusta jugar con la raqueta más vieja que tenga; mientras más usada, más cómodo”. Quien habla es Josué González (31), el anónimo encordador del equipo chileno de Copa Davis, guardián de secretos y mañas que comparte con El Deportivo en la previa del cruce eliminatorio ante Colombia del próximo viernes.

No es ningún misterio que la tecnología llegó de golpe a todo el mundo y las raquetas de tenis no fueron la excepción. Antiguamente, en la época de Jim Courier o Pete Sampras, el peso de una alcanzaba los 400 gramos. Hoy existe un abismo de diferencia con esos años. Uno de los tópicos que más cambios sufrió fue justamente ése. Los tenistas nacionales que enfrentarán a Colombia por la Zona Americana I este viernes varían sus pesos de raquetas entre 345 y 368 gramos. Pero el secreto va más allá.

A simple vista, no tienen mayor ciencia. Mango, cuerdas y una parte circular donde se conectan a través de agujeros, pero en el alto rendimiento los detalles marcan la diferencia. Por ejemplo, Rafael Nadal al tener un juego que raspa mucho la pelota (efecto), utiliza un balance más cargado hacia la cabeza de la raqueta. ¿Cómo consigue aumentar el peso? A través de cintas metálicas.

Nadie deja ningún detalle al azar y el equipo chileno de Copa Davis que buscará el repechaje del grupo mundial este viernes en Colombia, tampoco.

Una de las ventajas que Colombia quiso encontrar cuando eligió la sede, fue la altura. Medellín tiene 1.495 metros, la bola de tenis es más rápida y el tiempo de preparación del golpe, disminuye. Para contrarrestar esta situación, juega un papel clave la tensión de la cuerda. Los tenistas tienden a aumentarla uno o dos kilos para poder tener mayor control. Sin embargo, Jarry, según cuenta el especialista, no cambiará la tensión de costumbre y continuará con 23 kilos. El mismo jugador viene de hacer final en el Challenger de Morelos hace un par de semanas, territorio que tiene una altura de 1.510 metros. El tenista chileno se siente cómodo en estas condiciones ya que su juego se basa en su gran servicio y acostumbra a intentar cerrar los puntos de manera rápida.

grafico-tenis-4

Christian Garin en Copa Davis le aumenta la tensión a sus cuerdas en dos kilos, llegando a 25. Ya ha demostrado que en esta competición cuando defiende a Chile, le cuesta entrar en ritmo y confianza por lo que necesita tener un mayor control y así, meter mayor cantidad de pelotas y conseguir un mayor grado de seguridad.

grafico-tenis-3

En la vereda opuesta se encuentra Hans Podlipnik, quien utilizando la Head Radical Mp, tensa las cuerdas con 18 o 19 kilos. Con ello, consigue que la pelota despegue más rápido de las cuerdas y el tenista realiza menos fuerza en el impacto. Todos detalles que a simple vista no suelen notarse, pero para la confianza de un tenista es fundamental.

grafico-tenis-2

Tomás Barrios fue el último jugador nominado a la Davis tras la lesión de Gonzalo Lama y la baja de Julio Peralta. El tenista cambió sus raquetas tras el Challenger de Santiago. Pasó de Prince a Yonex y las sensaciones han sido gratas para el chillanejo. En su primer torneo con la nueva adquisición, alcanzó la final del Futuro 4 de Grecia. Con la derecha, según cuenta, hizo más daño de lo habitual y tuvo mejores sensaciones de las habituales.

grafico-tenis-1

Otra de las elecciones del equipo cafetero fue la pelota Tretorn Plus. La pelota no tiene presión, lo que en la jerga tenística se conoce como “bola pinchada”. Es común utilizarla en territorios con gran altura para lograr que la duración de los puntos sea mayor. De usar una rápida, no habría mayor cantidad de rallies.

Una infidencia que cuenta Josué es que el tenista rara vez juega con raquetas nuevas. En la temporada 2016 aproximadamente utilizó sólo ocho raquetas. A diferencia de los otros tenistas que regularmente usan 25-30 raquetas por año. Además, antes de los partidos de la Davis, pide que le coloquen el grip porque él tarda mucho tiempo. “Es medio mañoso Gari”, cuenta el encordador.

Todos detalles que este viernes en el Club El Country de Ejecutivos de Medellín, saldrán a la luz en las cuatro raquetas que buscarán instalar a Chile en el repechaje del grupo mundial.

Papel digital