*

El Deportivo , , ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 04/10/2016
Estás leyendo:Luis Pedro Figueroa: “En este país se exigen cosas que son irreales”

Luis Pedro Figueroa: “En este país se exigen cosas que son irreales”

Autor: Fernando Contreras y Matías Parker

El mediocampista analiza el clásico. Dice que el triunfo reafirma convicciones.

Luis Pedro Figueroa: “En este país se exigen cosas que son irreales”

La alineación como titular de Luis Pedro Figueroa (33) en el clásico ante la U, en detrimento de Gonzalo Fierro, fue la principal apuesta de Pablo Guede. Y resultó. Las bandas, de hecho, fueron una de las principales fortalezas del Cacique ante los azules, que pudieron hacer poco frente al buen juego albo. El triunfo dejó buenas sensaciones en el camarín colocolino, en especial en Figueroa, que disfruta de un buen presente tras un paso, hasta ahora, de altibajos por el cuadro de Macul. Junto a La Tercera comenta el duelo del pasado domingo, entrega sus consideraciones respecto del futuro y deja en manos del destino y la divinidad los próximos pasos en su carrera.

Ya han transcurrido algunas horas desde el final del clásico. ¿Cuál es el análisis de la victoria?

Bueno. Sobre todo por la forma en que se dio. Jugando bien. Las cosas no venían bien, pero cuando todo sale como se trabajó y planificó, uno queda más tranquilo.

Pablo Guede dijo que, pese a todo, éste no había sido su mejor partido. ¿Comparte?

Es que tiene que ver con la idea de seguir mejorando. Nunca hay que conformarse. Entrenamos cada día para ser mejores. Nos queda un margen para pelear el campeonato. No será fácil, pero hay que seguir ganando para ver si alcanza.

¿Era muy grande la presión? Si perdían podían quedar últimos…

El equipo está preparado para situaciones complejas. Más allá de la presión, estaba el tema de ganar el Superclásico, de extender la paternidad en el Monumental… Si hubo presión, el equipo la sostuvo bien.

Guede pareciera haber ido variando su idea de juego. ¿Es así? 

No, para nada. Tiene que ver con situaciones de partidos en los que no se nos daban las cosas. Acá en Chile se exigen cuestiones que son irreales. Se cree que todos tienen que jugar uno contra uno y quedar mano a mano y que eso significa que eres mejor. Ofensivo. Pero no tiene que ver con eso. Hay que saber controlar los partidos, protegerte, ver lo que presenta el rival. Ante la U se dieron las cosas y esperamos que siga así. 

¿Pero admite que el equipo ya no es igual que al principio desde el punto de vista del planteamiento ofensivo?

Lo que hicimos en el clásico lo veníamos haciendo hace varios partidos. Lo que pasa es que cuando no se dan los resultados, en un equipo como Colo Colo, el ambiente te dice que las cosas no están bien. Pero en el día a día sabemos que hay trabajo, que hay mejoría, que nos vamos afiatando y que vamos entendiendo la forma de Guede. No hemos perdido la forma ofensiva que tenemos. Estamos tranquilos y con ganas de seguir mejorando.

¿Qué le pidió el DT cuando lo ratificó como titular?

Se enfocó más en lo colectivo. Sabíamos cómo juega la U y que teníamos que cuidarnos de ciertas cosas. La conclusión es que todos funcionamos. Eso es lo más imporante. Seguimos muy convencidos de lo que estamos haciendo.

Su lucha por la titularidad es con el capitán. ¿Dificultad extra?

Es que más allá de que Gonzalo (Fierro) sea el capitán, es parte del plantel. Es un referente de Colo Colo y un compañero al que conozco hace muchos años. Para nosotros es normal la competencia. Yo sólo intento hacer mi aporte. Esa lucha, que es sana y lo seguirá siendo, es en beneficio del equipo.

¿Es una revancha estar pasando un buen momento? Su paso por el club no ha sido fácil…

Intento ser mesurado. Cuando las cosas no salieron bien había que aguantarla, estar tranquilo, callado y no responder. Dios permitió que las cosas salieran bien ahora, pero hay que mantener el equilibrio. Me he sentido bien en estos partidos que me ha tocado jugar. Tuve un año complicado, eso sí. No pude jugar mucho y cuando tenía la opción un entrenador eligió otra opción. Pero es parte del fútbol. Mi contrato termina a fin de año y, hasta entonces, intentaré entregar lo mejor para irme con la consciencia tranquilia porque, a pesar de los momentos, el dar lo mejor ha sido una de mis cualidades.

¿Qué viene después de diciembre? ¿Se va, se retira, se queda?

Está siempre la batalla entre salir y jugar o meterle ñeque a la situación adversa. Yo apelo a seguir perseverando. A mis hijos tengo que demostrarles que cuando las cosas no están bien tienes que tratar de pelearla.

¿Su actual momento lo ilusiona con consolidarse como titular?

Es lógico que busco consolidarme como titular, es lo que he buscado desde el principio. No se dio por diferentes motivos, pero ahora me siento bien. Me preparé en vacaciones. Seguí entrenando pensando en lo mismo. Pero el clásico, por ejemplo, ya es pasado. Hay que pensar en lo que viene. Nadie vive del pasado, sobre todo en Colo Colo. Yo tengo que seguir entregándolo todo.

¿Esperaban más de la U?

No sé si se esperaba más o menos de la U. Yo me quedo con  el trabajo que nosotros hicimos. Estuvimos muy bien. Hicimos un buen partido, que nos sirve en lo anímico y reafirma las convicciones.

¿Hubo, entonces, problemas de convicción por el mal arranque?

Esperábamos que las cosas fueran diferentes. A uno le gustaría estar siempre en lo más alto, pero a veces hay que estar abajo para valorar el privilegio de estar arriba. Nos tocó estar donde nunca esperamos, pero estamos trabajando duro para revertir todo, aunque sabemos que, hoy, cualquier equipo te puede complicar.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital