*

Política
Compartida
Actualizado el 15/03/2012
Estás leyendo:Matthei y aborto terapéutico: “Me repugna que sea el Estado, mediante una ley, el que decida”

Matthei y aborto terapéutico: “Me repugna que sea el Estado, mediante una ley, el que decida”

Autor: La Tercera

La ministra del trabajo mostró su respaldo a la iniciativa que busca despenalizar la interrupción del embarazo con fines médicos. Según sostuvo, "es un tema de la conciencia de cada familia".

Matthei y aborto terapéutico: “Me repugna que sea el Estado, mediante una ley, el que decida”

En el marco de la discusión sobre la idea de legislar el aborto terapéutico en Chile, la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, expresó su rechazo a que sea el Estado -mediante una ley- el que finalmente tome la decisión frente a un embarazo en que la vida de la mujer pueda estar en riesgo. 

“Me repugna que en una situación en que puede estar la vida de la mujer en peligro, sea el Estado mediante una ley, el que decida. Esto es un tema de la conciencia de cada familia”, aseguró.

La ministra Matthei -que cuando era senadora, presentó un proyecto de ley en esta materia junto al PS Fulvio Rossi- manifestó que “ojalá esto se discuta con respeto como se merece, es un tema que  naturalmente es complejo. Hay aquí posiciones que son de mucho convencimiento en juego, hay algunos que defienden mucho el derecho de la mujer a decidir, otros que defienden mucho el derecho del feto a nacer y la verdad es que ambas posiciones uno las puede entender”. 

“Hay familias que probablemente van a optar por salvar la vida de la madre, aunque eso pueda significar finalmente terminar con la vida del feto, y hay otras familias que van a aceptar esto como un designio de Dios y van a someterse a lo que Dios quiera y eso también es lícito, ambas opciones son lícitas, porque esto es claramente de la conciencia de cada pareja“, explicó.

Finalmente, la secretaria de Estado manifestó que “lo que sí creo es que esto merece una conversación profunda, con ojalá gente que sepa mucho de ética, con buenos médicos, y que no se transforme, en un circo romano, en que cada uno dice puros eslogans, que los venimos escuchando hace 100 años, que lo único que hacen es imposibilitar un diálogo verdadero”.  

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital