*

Mundo
Compartida
Actualizado el 18/04/2017
Estás leyendo:May provoca un terremoto político en Reino Unido

May provoca un terremoto político en Reino Unido

Autor: Cristina Cifuentes

La primera ministra británica anunció hoy su intención de anticipar las elecciones de 2020 para el 8 de junio. Los analistas concuerdan que se trata de una jugada para consolidar su liderazgo de cara al Brexit.

May provoca un terremoto político en Reino Unido
La primera ministra británica, Theresa May, anuncia su llamado a elecciones afuera de Downing Street.

Pese a negarse a la idea en repetidas oportunidades, la primera ministra Theresa May sorprendió hoy a los británicos al anunciar que pedirá al Parlamento la convocatoria de elecciones generales anticipadas el próximo 8 de junio. En una declaración afuera del 10 de Downing Street, la mandataria justificó el hecho al señalar que los partidos de oposición estaban poniendo en peligro los preparativos del gobierno para la salida del país la Unión Europea.

May dijo que pedía los comicios “a regañadientes”, pero que eran esenciales para “garantizar el liderazgo fuerte y seguro que necesita el país” en los próximos dos años de negociaciones con Bruselas. Originalmente, las legislativas estaban previstas para 2020, pero los analistas concordaban hoy que la primera ministra decidió adelantarlas para aprovechar su liderazgo en las encuestas. En una columna publicada por el diario The Guardian, el periodista británico Jonathan Freeland señaló que la acción de May fue una “apuesta” y la más segura que cualquier político pudiera tomar.

Así, un sondeo de YouGov divulgado el lunes reveló que los conservadores lideran en intención de voto con 44% de las preferencias, mientras que los laboristas le siguen con 23%. “A ese ritmo, los laboristas podrían estar en camino de un desempeño peor que su aplastante derrota en 1983 (los conservadores con Margaret Thatcher a la cabeza se impusieron con 397 escaños y los laboristas consiguieron 209)”.

El anuncio de May será sometido a votación hoy luego de la tradicional audiencia ante la Cámara de los Comunes. Para que sea aprobado se necesita el voto favorable de dos tercios de los legisladores y luego la Reina Isabel II -que es la jefa de Estado- puede designar que el 8 de junio sea la fecha para que se realicen las elecciones.

Se espera que mañana el gobierno decida qué leyes de los proyectos en curso quiere que tengan una tratamiento más rápido. El diario The Times señaló que algunos, como el proyecto de finanzas que contiene provisiones para el presupuesto son esenciales.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, anunció rápidamente su apoyo a la propuesta, despejando así el camino a una nueva cita de los británicos con las urnas. “Saludo la decisión de la primera ministra de dar al pueblo británico la oportunidad de votar por un gobierno que dé prioridad a los intereses de la mayoría”, explicó en un comunicado.

En una columna, el analista del diario The Times, David Aaronovitch, señaló que el llamado para elecciones anticipadas tienen sentido y, recuerda que los argumentos a favor de esta decisión han crecido con el tiempo, considerando que May fue elegida para liderar Reino Unido en virtud de 200 parlamentarios tories y la autodecapitación de sus rivales. Además dice que May heredó las circunstancias más difíciles y complicadas que cualquier otro premier en tiempos de paz.

Asimismo, sostiene que los peligros de los comicios anticipados han desaparecido, considerando el estado de colapso en el que se encuentra Partido Laborista e incluso advierte que el euroescéptico, Ukip también ha dejado de ser una amenaza.

“Para el laborismo, 2017 es un año existencial. O se refunda o enfrenta la extinción. Para los tories habrá probablemente una victoria masiva, basado en la casi heroica falta de entusiasmo del electorado. El gran problema del Brexit se mantendrá para que sea resuelto”, añadió.

La tercera fuerza parlamentaria, los independentistas escoceses del SNP (Partido Nacional Escocés), criticó la convocatoria. La jefa del gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, dijo que May pretende “mover a Reino Unido hacia la derecha, imponer un Brexit duro y más recortes sociales”, y “aplastar a la oposición”. Descontenta con el Brexit, Sturgeon solicitó a Londres poder organizar un nuevo referendo de independencia, tras el de septiembre de 2014.

En ese sentido,la corresponsal en Escocia de la cadena BBC, Sarah Smith, sostiene que las elecciones serán una gran oportunidad para el SNP. “Un desempeño fuerte va a fortalecer sus demandas por la independencia. El problema es que ellos lo hicieron tan bien en las elecciones de 2015 que es difícil ver que puedan hacerlo mejor. Si pierden, sus oponentes dirán que los votantes escoceses no quieren otro referendo independentista”, añadió.

Según los analistas, los Liberales Demócratas, que cuentan actualmente con apenas nueve escaños, tienen buenas perspectivas en las elecciones. En ese sentido, el diario The Independent aseguró hoy que tras el anuncio de May, registraron 2.500 nuevos miembros. Y The Guardian recordó que hay 17 distritos conservadores donde la mayoría de los votantes respaldó la permanencia en la UE y que ahora los Liberales Demócratas van segundos en intención de voto.

La Unión Europea, por su parte, afirmó que las elecciones no alteran sus planes. El propio presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, bromeó con que el famoso director de cine Alfred Hitchcok parece haber dirigido el Brexit. “Primero un sismo y la tensión aumenta”, tuiteó.

Por otro lado, el anuncio de May tuvo una recepción mixta en los mercados: la libra esterlina subió a un máximo en más de seis meses frente al dólar, al llegar a cotizarse a US$ 1,2904, mientras que el índice Ftse 100 retrocedió 2,46%.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital