*

Deportes
Compartida
Actualizado el 13/06/2017
Estás leyendo:El mayor dominio de la tierra

El mayor dominio de la tierra

Autor: Alejandro Mayo y Carlos González L.

La décima corona de Nadal en Roland Garros, algo así como el Mundial de tierra batida, exhibe un dominio insólito sobre una misma prueba. Ninguna gran figura de los deportes más populares o prestigiosos amaga hegemonía comparable.

El mayor dominio de la tierra

La décima corona de Rafael Nadal en Roland Garros sólo vino a confirmar que el español es una leyenda del tenis y muy especialmente de todo lo que se juegue en arcilla.

Increíblemente el de París no es el único título que el manacorí ha ganado 10 veces, ya que también se encargó de conquistar el Conde de Godó de Barcelona y el Masters 1000 de Montecarlo en la misma cantidad de ocasiones, todos en polvo de ladrillo.

De lejos, el suizo Roger Federer y el estadounidense Pete Sampras dominan en pasto, con siete coronas de Wimbledon. En damas, Martina Navratilova ganó nueve títulos en el All England, mientras que Steffi Graf logró siete en París.

En otros deportes, no hay una hegemonía tan enorme como la de Nadal en una misma prueba.
En el básquetbol, el estadounidense Bill Russell ostenta 11 anillos de la NBA defendiendo los colores de Boston. No obstante, a diferencia del tenis, ésta es una disciplina colectiva. Y es una liga local, aunque reputada, no internacional. Paco Gento, con el Real Madrid, suma seis Copas de Europa.
El golf es acaso uno de los deportes más parecidos al tenis en relación al sistema de torneos. Sin embargo, no hay ningún exponente que haya dominado como Nadal en un mismo major. Sí hay algunas leyendas, como Jack Nicklaus, quien logró seis Masters de Augusta y Harry Vardon, dueño de seis Abiertos Británicos.

En los deportes motorizados hay una mayor tendencia al dominio de los pilotos, aunque aparte de su destreza, también dependen de la fidelidad del vehículo.

Michael Schumacher fue siete veces campeón de la Fórmula Uno y ganó ocho títulos del Gran Premio de Francia.

Stéphane Peterhansel se ganó merecidamente el apodo de Monsieur Dakar. El galo ganó seis veces la exigente prueba en motos y otras siete corriendo en autos, mientras que su compatriota Sébastien Loeb ganó nueve rallies de Alemania y nueve coronas mundiales.

Otro exponente del deporte motorizado es el italiano Giacomo Agostini, quien ganó ocho veces el título mundial en 500 cc. y otras siete en 350.

En el ciclismo, los hitos son más compartidos. De todos modos, resalta el belga Eddy Merckx, quien se transformó en un grande de esta disciplina al conquistar en cinco ocasiones el título del Tour de Francia y en otras cinco el del Giro de Italia. Jacques Anquetil, Bernard Hinault y Miguel Indurain comparten la cantidad de victorias de Merckx en Francia, mientras que los italianos Fausto Coppi y Alfredo Binda igualan en triunfos al belga en el Giro.

Si de deportistas olímpicos y mundiales se trata, Usain Bolt y Michael Phelps aparecen en la lista de los más grandes. Aun así, no logran superar la hegemonía en una misma prueba. El atleta jamaicano combina siete oros en 200 metros entre Juegos Olímpicos y mundiales, mientras que el nadador estadounidense destaca con ocho preseas doradas en 200 metros mariposa, también alternados entre la cita de los anillos y los eventos planetarios, mientras que Sergei Bubka alcanzó siete primeros lugares en el salto con garrocha.

Nadal, por su parte, no piensa en el retiro. A los 31 años, ayer apareció en el número dos del ranking mundial y sueña con volver a la cima luego de casi tres años y, por qué no, conquistar la próxima temporada su undécima corona de Roland Garros.

Saltar la barrera de los dos dígitos sólo es posible para Rafa.

Papel digital