*

Mundo
Compartida
Actualizado el 16/09/2009
Estás leyendo:Médico forense afirma que estudiante de Yale murió asfixiada

Médico forense afirma que estudiante de Yale murió asfixiada

El médico forense del estado dijo hoy que Annie Le, que estudiaba en la Universidad de Yale y cuyo cadáver fue hallado oculto en una pared de un sótano, falleció de asfixia intencional.

La oficina del doctor Wayne Carver divulgó el resultado de la autopsia tres días después que el cadáver de la joven de 24 años fue encontrado en un edificio de investigación de la escuela de medicina de Yale. Carver había anunciado previamente que la muerte de Le era un caso de homicidio.

La policía dejó en libertad a un técnico de un laboratorio de investigación de animales de la Universidad de Yale, después de tomarle muestras para estudios de ADN e interrogarlo en relación con el asesinato de Le, quien trabajaba en el mismo lugar.

Raymond Clark fue arrestado el martes por la noche en su departamento de Middletown, Connecticut, y fue dejado en libertad bajo la custodia de su abogado el miércoles a las 3 de la madrugada, dijo la policía de New Haven.

El abogado de Clark, David Dworski, señaló el miércoles que su cliente “se comprometió a colaborar con las autoridades”. No dio más detalles.

Los investigadores trataban de determinar rápidamente si Clark puede ser descartado como sospechoso del asesinato.

La policía salió del departamento de Clark el miércoles por la mañana después de haber pasado toda la noche registrando el lugar en busca de evidencia relacionada con el asesinato de Le.

Clark no es considerado sospechoso, sino como alguien que puede aportar información para el esclarecimiento del caso. El cadáver de la mujer fue hallado el domingo, el mismo día en que se iba a casar.

Le trabajaba para un laboratorio de Yale que realizaba experimentos en ratones. El cuerpo de la mujer estaba oculto dentro de un compartimento para cables en ese laboratorio.

Durante la noche, los investigadores policiales clasificaron los objetos que hallaron sobre una mesa colocada frente a la entrada del departamento del hombre.

La policía se llevó el vehículo Ford Mustang rojo que usaba Clark.

Un vecino de Clark, Rick Tarallo, que reside con su esposa y su hija de seis meses en el departamento contiguo, dijo que Clark vivía con su prometida Jennifer Hromodka.

Afirmó que la pareja es “muy callada” y que vive con un hombre adulto, quien podría ser el padre de uno de ellos.

Tarallo dijo que Clark “no parecía capaz de asesinar a alguien”. Expresó ansiedad por la posibilidad de que un sospechoso de homicidio viviera junto a ellos.

Otros vecinos dijeron que no habían visto a Hromodka en el área desde hacía varios días.

Papel digital