*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 05/11/2017
Estás leyendo:El mejor videojugador chileno de la historia

El mejor videojugador chileno de la historia

Autor: Carlos González Isla.

Gonzalo “ZeRo” Barrios lidera las ganancias en torneos de esports. Cambió Chillán por Chicago y no piensa volver al país.

El mejor videojugador chileno de la historia
Gonzalo “ZeRo” Barrios durante una competencia.

“Mi vida en el colegio fue realmente difícil”, recuerda Gonzalo Barrios, más conocido en el circuito de los torneos de videojuegos como “ZeRo”. Reconoce que fue víctima de bullying y que su familia pasó por apuros económicos que le impidieron asistir normalmente al colegio, en Chillán. Algo mejoró su situación al pasar a la educación media. Mientras esto ocurría conoció los videojuegos de la mano de su hermana Paloma, quien era la gamer de la casa. “Ella siempre jugaba algo en el PC, y mucho Tomb Raider, y desde ahí es donde enganché”.

El vínculo de Barrios con los videojuegos ha sido tan estrecho, que aprendió inglés con The Legend of Zelda. Buscaba las palabras en un diccionario con ayuda de su madre.

Hoy tiene 22 años, vive en Chicago y es el chileno mejor ubicado en el ranking global de los esports (deportes electrónicos), según el sitio esportsearnings.com, donde figura con US$ 163.517 en ganancias, cerca de 100 millones de pesos.

“Ese número diría yo es más bajo del total que he ganado, ya que no acumula todo”, explica Barrios a La Tercera.

De hecho, el mismo sitio que publica el ranking aclara que no se incluyen todas las ganancias que se pueden obtener por auspiciadores. Por ejemplo, “ZeRo” tiene, entre otros, a Gunnar, que son lentes diseñados para pasar horas frente a una pantalla.

El último torneo que ganó Barrios fue Texas. Obtuvo cerca de US$ 3.000, y en otros campeonatos ha conseguido premios hasta por US$ 18.600.

Este profesional es experto en jugar Super Smash Bros, y desde 2014 ocupa el primer lugar en el ranking mundial de Super Smash Bros Wii U (Smash 4).

Para llega a su nivel, se debe entrenar hasta ocho horas, ser muy disciplinado y contar con respaldo. Hoy trabaja para el Team SoloMid, un equipo profesional de videojuegos de California, que trabaja junto a firmas como Redbull, HTC, T Mobile, Gillete, HyperX, CyberpowerPC y Logitech.

“Ellos se encargan de asegurarse que mis gastos, lo que sea que yo necesite para competir, donde sea en el mundo, me pagan sueldo, y yo solamente me preocupo de mantener mi nivel en el juego y de mantener una buena imagen como embajador de la empresa”, señala Barrios.

El Team, por su parte, gana a través de las marcas que representa y que son difundidas por los jugadores que tienen cientos de seguidores. Solo en Twitter, “ZeRo” tiene más de 100 mil.

Un atleta en EE.UU.

Este chillanejo comenzó a viajar a EE.UU. en 2011, porque es aquí donde se desarrollan los torneos más grandes para su disciplina, y desde 2016 reside en forma oficial como atleta.

“(En Chile) falta más competencia, falta más apoyo de empresas y falta que cambie la percepción de afuera. Siempre que leo artículos, blogs o entrevistas, los comentarios siempre son muy, muy malos y mucha gente se preocupa mucho de tirar el tema para abajo o cuestionar a quienes se dedican a esto. Es triste que no te apoye tu país, y que otro país te acepte más. En EE.UU. se considera deporte, en Chile es tema de broma”, agrega.

Barrios tiene recién 22 años, pero todo su futuro ligado a los videojuegos. En este mundo muchos se retiran a los 30 años, pero hay quienes continúan hasta los 40. Después de eso el videojugador se puede transformar en comentarista de partidas de juegos, entre otras actividades.

Guardaespaldas

Sus victorias le permitieron ingresar, en 2016, al Libro Guinness de récords gracias a una racha de 53 victorias consecutivas (aunque él aclaró después que la cifra correcta era 56). El costo de este éxito no tardó en llegar. Según confesó en octubre al sitio compete.kotaku.com, ha recibido unas 10 amenazas de muerte y hostigamiento por parte del público que asiste a los torneos, lo que lo ha obligado a moverse con guardaespaldas en los eventos.

“Mucha gente cree que es muy fácil jugar videojuegos de forma competitiva y ganar dinero. La verdad es que es algo muy difícil y algo a lo cual hay que dedicarle demasiado tiempo. También está el hecho de que como es algo muy público, tendrás que lidiar con la atención de la gente, ya sea buena o mala”, plantea.

Pese a las amenazas, Barrios sigue su vida normal. Esta semana de compró su primer auto, un Honda Civic de segunda mano, y para este sábado tenía previsto participar en un torneo en Santa Ana, California, torneo clave para el ranking mundial de Smash 4.

Entre sus planes futuros no está regresar a Chile. “Quiero mantener mi puesto como primero en el mundo, crecer mi marca, establecer más negocios con empresas interesadas, terminar de escribir mi libro y, muy importante, ser ¡muy feliz!”, dice Barrios.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital