*

Nacional
Compartida
Actualizado el 20/03/2014
Estás leyendo:Meteorología: este año Chile podría registrar el invierno más lluvioso en los últimos 17 años

Meteorología: este año Chile podría registrar el invierno más lluvioso en los últimos 17 años

Autor: Romina Bevilacqua

Especialistas de la Dirección Meteorológica de Chile señalaron que existe 50% de probabilidades de que El Niño inicie una nueva fase en invierno, que dadas las condiciones meteorológicas actuales se asemeja a los inicios del fenómeno ocurrido en 1997, el año más lluvioso registrado desde 1950.

Meteorología: este año Chile podría registrar el invierno más lluvioso en los últimos 17 años

La Dirección Meteorológica de Chile (DMC) dio a conocer este jueves los pronósticos de la temporada de otoño y adelantó que para este invierno se esperan precipitaciones en torno a lo normal que podrían llegar a un invierno lluvioso en caso de desarrollarse el fenómeno de El Niño que se proyecta que podría iniciar en el trimestre de junio, julio y agosto. 

Juan Quintana, meteorólogo de la DMC señaló que actualmente “existe un episodio cálido en desarrollo” que podría influir en las futuras precipitaciones del país y podría asimilarse a las lluvias de 1997, el año más lluvioso registrado en Chile desde 1950 debido a la influencia del fenómeno del Niño.

“El calentamiento que está pasando bajo la superficie del mar (…) se parece bastante a la fase de inicio que ocurrió en el año 1997 y en algún momento (esas temperaturas) se van a extender hacia la superficie y van a comenzar a generar un efecto casi inmediato en la atmósfera”, agregó Quintana.

Asimismo enfatizó que dicho año “llovió sobre 700 mm aquí en Santiago, que se concentraron en 2 meses” y que para ese entonces la temperatura superficial del mar (TSM) aumentó 2°C sobre el promedio mientras que actualmente ese valor se encuentra entre 0.5°C y 1°C. Sin embargo destacó que por el momento no se cuenta con antecedentes que aseguren que el fenómeno de El Niño podría ocurrir, pero que “existe una probabilidad del 50% de iniciarse un episodio cálido propicio para el desarrollo de este fenómeno”

Lo importante es que este episodio cálido persista por lo menos los próximos 5 meses para que tenga efectos en el tiempo“, añadió Quintana y señaló que de ser así, “si se alcanzan 1°C o 2°C más del promedio de la TSM se deberían esperar 15 días de precipitaciones en la zona central con lluvias en Santiago sobre los 60 mm en 24 horas”. 

La región que mejor responde a los efectos de un posible evento de El Niño es la Zona Central y Sur entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos cuyas precipitaciones podrían variar desde 20% a 80% dependiendo de la intensidad de los efectos del fenómeno climático. En tanto la Zona Austral podría presentar nuevamente precipitaciones po debajo de la media anual esperada.

1997, CHILE INUNDADO
Entre los años 1993 y 1996 la sequía se dejó sentir fuerte en el territorio nacional, para dar paso a fuertes lluvias en 1997
, específicamente el 23 de junio cuando se decretaba estado de emergencia por intensos temporales. Cientos de personas damnificadas, que se concentraron entre La Serena y Santiago, fueron el motivo de muchas campañas de ayuda.

Estas lluvias dejaron grandes inundaciones en Antofagasta, Chañaral y Copiapó con cerca de 50 centímetros de agua e hicieron crecidas en los pocos ríos de la zona. La pérdidas materiales se presentaron en el corte de carreteras en la Región de Atacama, la inundación de calles y casas, en la Universidad de Atacama se perdió un laboratorio computacional completo además de pérdidas de archivos. En la ciudad de Copiapó, capital de Atacama, se perdieron 10 vidas cuando una patrulla militar volcó en las aguas del río Copiapó el camión en el que rescataban a personas aísladas.

UN OTOÑO NORMAL
Según información recopilada hasta la fecha Jaime Leyton, Jefe de la Oficina de Análisis y Pronósticos de la Dirección Meteorológica, indicó que otoño estará marcado por precipitaciones normales en torno a los 50 mm y 60 mm en la zona central y austral del país y se espera que de aquí a mayo haya algunos frentes de lluvia en la Zona Central. Además, dijo los próximos meses habrá temperaturas máximas promedio que se sitúan en la Región Metropolitana en torno a los 26,9°C pero que todavía podría existir temperaturas sobre los 30°C.

Además agregó que “las tendencias muestran un cambio hacia un evento cálido” y que esto significaría un giro hacia la normalidad de las temperaturas y precipitaciones clásicas de las siguientes estaciones que “ayudarán a recuperar el déficit hídrico y a favorecer la acumulación de recursos” que ayudará sobre todo, a la zona entre La Serena y Concepción que durante los últimos 5 años ha registrado sequías. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital