*

BBC Mundo
Compartida
Actualizado el 30/10/2017
Estás leyendo:Mosaic, el instrumento que nos ayudará a entender desde Chile cómo era el universo hace 12.000 millones de años

Mosaic, el instrumento que nos ayudará a entender desde Chile cómo era el universo hace 12.000 millones de años

El espectrógrafo multiobjeto se instalará en el telescopio más grande del mundo que se está construyendo en el norte de Chile y amplificará su potencia de forma tal que permitirá ver con nitidez los objetos más distantes de los confines del universo.

Mosaic, el instrumento que nos ayudará a entender desde Chile cómo era el universo hace 12.000 millones de años

Tendrá una altura de casi dos pisos y tecnología óptica, mecánica y electrónica de última generación que cambiará profundamente la forma de mirar el universo.

Es Mosaic, un nuevo instrumento que se instalará en el futuro Telescopio Extremadamente Grande (ELT) que comenzará a funcionar en Chile en 2024, y que permitirá a los astrónomos observar la materia más lejana -y por ende más joven- en los confines del universo.

Mosaic es en realidad un espectrógrafo multiobjeto, un aparato que dispersa la luz captada con el telescopio y analiza los parámetros vinculados con la naturaleza de la materia.

A partir del estudio de esta luz, los investigadores pueden analizar cómo son los objetos celestes que la emiten.

Según explicaron recientemente durante una presentación en España algunos de los científicos que trabajan en este proyecto que reúne a investigadores de 11 países, combinar la potencia de Mosaic con la del ELT permitirá hacer observaciones únicas.

Cuando esté terminado, el Telescopio Extremadamente Grande será el más grande del mundo. (Foto: cortesía Consorcio Mosaic)

Cuando esté terminado, el Telescopio Extremadamente Grande será el más grande del mundo. (Foto: cortesía Consorcio Mosaic)

“El espectrógrafo multiobjeto multiplicará considerablemente el poder del telescopio, observando varios objetivos (hasta 200) en una sola observación“, le explicó a BBC Mundo François Hammer, investigador principal del proyecto Mosaic.

Su capacidad será tal, “que podrá buscar y estudiar objetos apenas visibles -incluyendo aquellos muy diminutos y tan distantes- que están fuera del alcance de los telescopios de hoy día”, añadió el científico.

Estas observaciones permitirán analizar la materia de hace 12.000 millones de años.

Si tomamos en cuenta que la edad del universo se estima en 13.800 millones de años, esta será la materia más antigua que se pueda observar.

El telescopio más grande

El Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) está construyendo actualmente el Telescopio Extremadamente Grande en el Cerro Armazones, en el norte de Chile.

El norte de Chile es uno los mejores lugares del mundo para observar el cielo. (Foto: cortesía Consorcio Mosaic)

El norte de Chile es uno los mejores lugares del mundo para observar el cielo. (Foto: cortesía Consorcio Mosaic)

El telescopio tendrá un espejo circular de 39 metros de diámetro, compuesto por 800 espejos hexagonales.

“Será el equivalente a juntar 60 telescopios de entro 8 y 10 metros”, dice Hammer.

Cuando esté terminado, será el telescopio óptico más grande del mundo.

200 de una sola vez

Además de observar hasta 200 objetos a un mismo tiempo, la tecnología de Mosaic sumada a la del ELT permitirá verlos con gran nitidez.

Una de las preguntas que intentarán responder con ayuda de este instrumento es cuáles fueron los primeros objetos que emitieron luz en el universo.

También “cómo la materia oscura y el gas caliente, tibio y frío están distribuidos alrededor de las galaxias primordiales. Con Mosaic, podremos entender cómo la materia estaba distribuida en las galaxias hace 12.000 millones de años”, explica Hammer.

Y posiblemente pueda ayudar a explicar cómo evolucionó la materia oscura.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital