*

Mundo
Compartida
Actualizado el 27/02/2013
Estás leyendo:Muere a los 95 años el inspirador del movimiento los “indignados”

Muere a los 95 años el inspirador del movimiento los “indignados”

El libro "Indígnense!" acompañó los levantamientos populares en los países árabes y sirvió de bandera a los movimientos de protestas en los países occidentales, desde España y Grecia hasta Estados Unidos, donde inspiró al movimiento "Occupy Wall Street".

Muere a los 95 años el inspirador del movimiento los “indignados”

 

El intelectual francés Stéphane Hessel, autor del libro “Indígnense” que inspiró a movimientos de protesta en todo el mundo, falleció el martes por la noche, a los 95 años de edad. 

Hessel “murió en la noche”, anunció a la AFP su esposa, Christiane Hessel-Chabry. 

Stéphane Hessel nació el 20 de octubre de 1917 en Berlín, llegó a Francia a los 8 años de edad y adquirió la nacionalidad francesa en 1937. Resistente y  deportado durante la Segunda Guerra Mundial, y luego embajador de Francia, Hessel, hombre de izquierdas y europeísta convencido, era conocido por sus  posiciones en defensa de los derechos humanos, el derecho de asilo, los derechos de los inmigrantes y los derechos de los palestinos. 

Escribió numerosas obras, pero fue el pequeño libro “Indígnense”, publicado en 2010 y en el que defendía el espíritu de resistencia, que le dio celebridad  mundial. 

Entre las primeras reacciones, el presidente del Parlamento europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, saludó al “gran europeo, siempre comprometido, nunca satisfecho, impulsado por un espíritu de combate y de libertad”. 

En Francia las declaraciones de homenaje de personalidades políticas son innumerables. El primer ministro francés Jean-Marc Ayrault afirmó que “Stéphane  Hessel encarnaba el espíritu de resistencia”, “la fuerza del combate contra todas las injusticias” y era para “todas las generaciones una fuente de  inspiración” encarnando “la fe en el porvenir de este nuevo siglo”. 

“Indígnense!”, libro-manifiesto que llama a la “insurrección pacífica” resonó en todo el mundo, con más de 4 millones de ejemplares vendidos en 35 países. Acompañó los levantamientos populares en los países árabes y sirvió de bandera a los movimientos protestarios de “los indignados” en los países  occidentales, desde España y Grecia hasta Estados Unidos, donde inspiró al movimiento “Occupy Wall Street”. 

“Buscar un sentido a la aventura humana” 

 

 

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital