La cocina del conflicto

Aquel viejo dicho de que el amor entra por la cocina está siendo puesto a prueba en un local de Pittsburgh, Pensilvania, donde se venden comidas de países con los que Estados Unidos tiene problemas.

por BBC Mundo - 04/04/2011 - 13:36
  • Resultado:
      
  • Compartir

Se llama la "Cocina del conflicto" y está inspirada en la idea de que la gastronomía puede ayudar al mejor entendimiento entre las naciones, al menos entre los ciudadanos comunes.

Es una pequeña ventanilla en la que se ofrecen comidas para llevar que empezó a funcionar en mayo de 2010 vendiendo kubidhes, un sándwich de carne molida, albahaca y menta muy popular en Irán.

Desde diciembre ofrecen bolanis, una especie de empanadas afganas rellenas de vegetales.

Más que una operación comercial, los creadores de la "Cocina del conflicto" la definen como un proyecto cultural que busca difundir información para que la clientela conozca un poco más lo que pasa en y con esas naciones.

AFGANISTAN Y CHARLIE SHEEN

En medio de la arquitectura envejecida y algo derruida de esta zona del este de Pittsburgh, el colorido diseño de la ventanilla, inspirado en patrones gráficos y cromáticos afganos, suele ser lo que atrae a los potenciales clientes.

Algunos se interesan por la inusual oferta gastronómica. Otros se espantan con la idea de sabores tan exóticos. Pero los que se quedan aprovechan para saciar simultáneamente hambre y curiosidad.

Para eso están los bolanis y el envoltorio en el que son servidos: una hoja llena de datos sobre cultura, costumbres y política de Afganistán, sacada de entrevistas que los promotores de la idea han tenido con ciudadanos afganos.

“Para mi Afganistán es una guerra en la que estamos nosotros metidos ahora y en la que antes estuvieron otros, como los rusos o los británicos. Es un país sin paz”, comentó a BBC Mundo Ray, un artística metalúrgico, mientras esperaba su orden.

“Ahora sé un poquito más. Por lo menos me enteré de cosas del alfabeto”, dice señalando el letrero en farsi que corona el local.

Como los bolani son hechos a pedido, los clientes tienen que pasar unos minutos en la ventanilla, tiempo en el que suelen enfrascarse en discusiones sobre Afganistán y los otros países con conflicto con EE.UU., pero que pueden derivar hacia el comportamiento del actor Charlie Sheen, el inescapable tema del momento.

CONEXION A INTERNET

“Mucha gente no sabe en lo absoluto de la cultura (afgana), pero cuando llega aquí nos metemos en una conversación”, dijo a BBC Mundo el profesor de arte de la Universidad Carnegie Mellon, Jon Rubin, quien junto a la artista Dawn Weleski, es co-creador del proyecto.

Pero el esfuerzo no queda sólo a cargo de la comida y del diálogo que se establece alrededor de la ventanilla de la "Cocina del conflicto".

En el local adyacente, otra empresa artístico-culinaria de Rubin, y en cuya cocina se preparan los platos, los creadores organizan charlas y eventos.

Incluso han hecho conexiones vía Internet con Irán y Afganistán, para discutir de política o cultura.

En enero hicieron una conexión vía skype entre Pittsburgh y Kabul para presentar documentales realizados por afganos que participan en un proyecto artístico promocionado por el cineasta estadounidense Michael Sheridan.

Rubin asegura que la intención no es "eliminar los mitos sobre la culturas que presentamos", sino incentivar una conversación con mayor contenido.

Ese esfuerzo informativo seguirá en el futuro próximo con platos de Corea del Norte y de Venezuela.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
 

    Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • google plus
  • instagram
  • youtube
  • pinterest
LO + VISTO

Busca actualizaciones cada5 minutos.


Renee Zellweger y Nicole Kidman: Actrices que congelaron sus rostros

La actriz, que está en el ojo del huracán por sus presuntas cirugías, asegura que se encuentra en un buen momento de su vida, lo que se vería reflejado en su rostro.


BBC

LaTercera.com
SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccióón o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.