La Tercera

De Nabokov a Lennon: la fuerza cultural de Playboy

Ocurrió en Chicago, en 1971. Periodistas, narradores y artistas fueron invitados a un congreso de escritores organizado en un hotel por Hugh Hefner. Eran los años de gloria del imperio Playboy.

En la oportunidad, el anfitrión no solo entregó un billete de primera clase, sino también una alta suma de dinero a cada asistente.

Entre la lista de celebridades se podía ver al escritor Gay Talese jugando tenis, mientras John Cheever conversaba con Saul Bellow en el sauna del hotel. Por la noche todos fueron al teatro de la ciudad a ver la versión cinematográfica de Macbeth, de Roman Polanski.

La revista de la conejita fue un gran desfile de mujeres desnudas, pero también una tradición cultural de medio siglo. En ella se publicaron cuentos, entrevistas y reportajes de arte y literatura. Un impulsor de estas páginas en los 60 fue Auguste Comte Spectorsky, su primer editor literario. Así en Playboy aparecieron relatos de Jack Kerouac, Norman Mailer, Vladimir Nabokov, Truman Capote, Stephen King, Arthur y Henry Miller, G. Simenon, Kurt Vonnegut y Chuck Palahniuk. En los 80 se sumaron las narraciones de mujeres, donde destacan los trabajos de Nadine Gordimer, Joyce Carol Oates y Margaret Atwood.

En la revista Ray Bradbury publicó por entregas su novela más reconocida, Fahrenheit 451 (1953). Y en 2003, Roberto Bolaño dio su última entrevista a la edición mexicana de Playboy. El diálogo con la periodista Mónica Maristain ha sido replicado en medios como The Guardian y The New York Times.

El vínculo con las letras hispanoamericanas no fue menor. Gabriel García Márquez apareció luego de recibir el Nobel de Literatura en febrero de 1983. Y -según el biógrafo Emir Rodríguez Monegal- en 1978 Jorge Luis Borges recibió el segundo lugar (US$ 500) en un concurso de cuentos de la revista.

Las entrevistas de Playboy hicieron historia y entre ellas está la del músico Miles Davis, en 1962. “En primer lugar todo lo que se dice de mí es mentira”, dijo.
John Lennon y Yoko Ono recibieron a David Sheff en septiembre de 1980. “Cuando era un Beatle creía que éramos el mejor grupo de este puto mundo. Y esta creencia hizo posible lo que fuimos…”, dijo Lennon, quien tres meses después murió asesinado.

Playboy, entre la sensualidad y el destape, convocó a buena parte de los artistas que definieron la cultura contemporánea, entre ellos Bob Dylan y David Bowie; Woody Allen, Stanley Kubrick y Quentin Tarantino; Muhammad Ali y Steve Jobs.

“El sexo como institución, el sexo como una noción general, el sexo como un problema, esto es algo que me resulta demasiado tedioso… Saltemos el sexo”, dijo Nabokov para la familia Playboy.