La prueba de ser médico en Chile Eunacom es la prueba que habilita a doctores, nacionales y extranjeros, para trabajar en la red pública. Sólo el 8% de los foráneos lo aprobó, tras prepararse metódicamente.

La prueba de ser médico en Chile

Eunacom es la prueba que habilita a doctores, nacionales y extranjeros, para trabajar en la red pública. Sólo el 8% de los foráneos lo aprobó, tras prepararse metódicamente.

por G.Sandoval y D.Astudillo - 19/01/2014 - 06:30

Entre cuatro y seis meses. Ese fue el tiempo que destinaron a estudiar y preparar el Examen Unico Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom) los doctores titulados en el extranjero y que obtuvieron los mejores puntajes en la última versión de la prueba.

 No es opcional. Sin esa prueba ningún médico, ni chileno ni extranjero, puede trabajar en los hospitales y consultorios del sistema público, principal captador de estos profesionales. Tampoco es fácil: el 92% de los titulados fuera de Chile reprobó y el 11% de los formados en el país no logró el puntaje mínimo.

La española Olivia Sanz (31) obtuvo el mejor resultado entre los 727 profesionales formados en el extranjero que rindieron el examen. Llegó al país junto a su marido, hace seis meses, impulsada por la convocatoria que hizo el país a profesionales hispanos, para revertir el déficit de especialistas en la red pública. “Iba a empezar a trabajar en un consultorio, pero me dijeron que sin Eunacom no se podía, así que empecé a prepararlo. En España nosotros hacemos el MIR, que es un examen de respuestas múltiples que me ayudó mucho para el Eunacom. Tenía ya bastante preparación en este tipo de pruebas, así que fue una ventaja”, dice la egresada de la Universidad de Valencia que, sin embargo, admite que la prueba tenía bastante dificultad. “Dudé en muchas preguntas, no la encontré fácil, a pesar de que como médico de familia uno repasa permanentemente todas las especialidades, es necesario estudiar nuevamente los contenidos y prepararse. Hay cosas que uno deja de ver en la práctica. Yo estudié por más de cuatro meses, resolviendo el temario y preguntas tipo que te sugieren”, añade.

Erin Lynn Curtis (33), graduada de Creighton University en Nebraska, en Estados Unidos, logró el segundo mejor puntaje en el Eunacom. Llegó a Chile en noviembre, acompañando a su esposo, que trabaja en una empresa de sondajes. Para ella, la prueba es el medio para conseguir su objetivo: trabajar en una posta o consultorio rural.

“En Estados Unidos hay cuatro exámenes de medicina muy similares al Eunacom y en ellos he obtenido buen porcentaje, más del 95%”, cuenta la internista, que de todos modos consideró que el nivel de la prueba es alto. “El Eunacom te pregunta sobre todo, así que no es posible que estudies algunos libros para aprobar. La dificultad está en que los médicos que se han especializado ya no tienen tan presentes los conocimientos de medicina más generales que se repasan en la universidad, justamente porque se dedican a estudiar lo que corresponde a su quehacer”, dice.

La amplitud del temario del Eunacom y la dificultad que impone para un médico especialista es un punto en el que coinciden los extranjeros examinados. El Eunacom, que consta de 180 preguntas, que en un 91% son casos clínicos, está diseñado específicamente para recién egresados y no para validar especialidades, algo que admite su creador, Beltrán Mena.

“Es cierto  que un anestesiólogo titulado hace 10 años, siendo un excelente profesional, va a tener dificultades adicionales, porque se enfrenta a contenidos que no son de su estudio diario. El Eunacom está hecho para medir a los recién egresados y adecuado para la legislación chilena, pero impone un desafío adicional para los especialistas”, dice Mena.

Eddy Morales (37) y su esposa Nelly Tejera (36) se titularon de médicos en el año 2000, en el Instituto de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba. El es cardiólogo y ella oftalmóloga y juntos rindieron el test. Ambos aprobaron con promedio destacado.

Hace seis meses llegaron al país y se instalaron en Concón, cerca del mar, junto a sus dos hijos. Vinieron porque acá tienen familiares y por buenas referencias del país en términos de su red de salud. Se impusieron una disciplina de estudio de 12 horas diarias para superar el examen, que les permitirá desempeñarse en sus especialidades.

“Son 180 preguntas en 180 minutos y eso no es tan sencillo. Como se exploraban todos los conocimientos, es retomar la carrera completa, nada fácil”, dice Morales, quien obtuvo el tercer mejor puntaje de su grupo. “Yo soy cardiólogo y llevo años desvinculado de la medicina general, pues practico una especialidad distinta, entonces claro que cuesta retomar todos los temas de la medicina, pero la clave del éxito es el estudio”, afirma. 

Para el matrimonio, el Eunacom es necesario y una buena herramienta de medición. “Pienso que si los chilenos deben rendir este examen, también se debe exigir a los extranjeros. Con esto uno puede afirmar que está nivelado y, como foráneo que va a enfrentarse a la población nacional, queda en condiciones de afirmar que ha sido evaluado con el instrumento nacional y que resultó satisfactoria su evaluación. Desde que llegué, he conocido la infraestructura de la red pública y a los profesionales y me he llevado la mejor impresión”, afirma.b 


ANUNCIOS
 

    Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • google plus
  • instagram
  • youtube
  • pinterest
LO + VISTO

Busca actualizaciones cada5 minutos.

SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos es legal en este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.