Proyecto de carrera docente queda listo para su promulgación

La Cámara de Diputados aprobó la medida en una semana marcada por la presión para despachar el proyecto antes del 31 de enero. La ministra de Educación, Adriana Delpiano, y los parlamentarios valoraron el consenso que logró la iniciativa.

Myriam Bustos V. 29 de enero del 2016 / 01:19 Hrs
Los ministros Nicolás Eyzaguirre, Marcelo Díaz y Adriana Delpiano festejan la aprobación de carrera docente. / Foto: Aton.

El comentario brotó de manera instintiva. “Jaime, una foto abrazándose con la ministra”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez, al presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo. Habían pasado minutos desde que se aprobara el proyecto de ley que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente. Frente a las cámaras y los periodistas, la ministra de Educación Adriana Delpiano y Gajardo se abrazaron y sonrieron con quienes festejaban a su alrededor, dando por cerrado 10 meses de tramitación y un paro docente por 57 días.

La secretaria de Estado calificó de histórica la jornada, luego que la Cámara de Diputados en poco más de dos horas y media aprobara en tercer trámite el proyecto, dejándolo listo para su promulgación durante el primer semestre.

El gobierno cumplió con la meta de despachar la iniciativa antes de fin de mes, en base a un acuerdo en la Nueva Mayoría para evitar extender la tramitación a una comisión mixta. El gran escollo en este sentido era la indicación del senador Ignacio Walker, que permitía que instituciones con fines de lucro pudieran perfeccionar y capacitar a profesores, medida que la sala del Senado rechazó la noche del miércoles. De esta manera se restituyó el acuerdo aprobado por los diputados y que respetaba lo establecido en la mesa de trabajo con el Mineduc y los profesores. 

Un esfuerzo que finalmente logró, además, un respaldo transversal, algo que Delpiano valoró. “Se logra una carrera docente de buena calidad y de estándares internacionales en términos de requisitos”, dijo. 

A pesar de ser un proyecto que encontró consenso en el parlamento, la medida, que fue presentada a mediados de abril, partió recibiendo muchas críticas. El Colegio de Profesores convocó a un paro en rechazo a la propuesta que se extendió por 57 días. Una de los principales reparos que realizaba el magisterio apuntaba a los bajos sueldos que se contemplaban para los primeros tramos de la carrera docente. Ante esto, el Ejecutivo decidió aumentar los salarios para los primeros niveles de ejercicio docente. Un punto que se grafica en que un profesor que inicia su carrera profesional y que hoy parte con un sueldo de $ 500 mil promedio, con la nueva ley lo hará con $ 800 mil por 37 horas de trabajo a la semana.

Otra batalla que se libró hasta el final fue la asignación por vulnerabilidad, la que logró subir de $ 42 mil a $ 102 mil. 

Para poder llegar a un acuerdo, el gobierno realizó una mesa tripartita entre la Cámara, el Mineduc y el Colegio de Profesores, en donde se tomaron varios acuerdos que finalmente se vieron reflejados en el proyecto despachado. 

El diputado Jaime Bellolio (UDI) también reconoció el trabajo conjunto que se realizó en el proyecto, que sirvió para “mejorar las condiciones de los docentes y es el  primer proyecto que realmente tiene algo que ver con la calidad”. 

Para el presidente del Magisterio, Jaime Gajardo, “el proyecto es un avance significativo, aunque no es todo lo que deseaba. Es una plataforma para seguir luchando por más mejoras en el futuro”.

Por otro lado, la diputada Cristina Girardi (PPD) valoró la nueva asignación por vulnerabilidad y la mayor exigencia para las universidades.

Desde Fundación Educación 2020, indicaron que, en términos generales,  es un buen proyecto, ya que “abarca todas las dimensiones necesarias para mejorar el trabajo de un profesor, desde la formación inicial hasta la generación de la carrera docente con los tramos”, indicó Loreto Jara, profesora e investigadora del área de política educativa de la organización. 

 

 

Materias pendientes

A pesar del consenso que hubo al momento de aprobar la ley, aún quedan puntos que, según expertos y parlamentarios, se podrían haber mejorado.

Para Jara, uno de los principales problemas tiene que ver con los tiempos de implementación. Según la experta, la puesta en marcha de las horas no lectivas, que partirá en 2019, es un poco tarde. 

En ese sentido, Joaquín Walker, subdirector de Elige Educar, remarca que la nueva política docente mejorará la calidad del sistema educativo. Sin embargo, considera que hay aspectos que se podrían haber hecho mejor, como por ejemplo, el ingreso de las educadoras de párvulo a la carrera. Según él, quienes ejercen en salas cunas de la Junji, Integra y VTF, ingresan demasiado tarde a la carrera docente. “Representan el 30 % del total de la educación de párvulo, tienen un trabajo fundamental en la educación de los niños y hubiésemos preferido que ingresaran antes”.

Para Bellolio, además de la entrada tardía de las educadoras de párvulo, también se está haciendo una discriminación a los profesores de los colegios particulares subvencionados. Este punto fue reiteradamente criticado por la oposición durante las discusiones en las comisiones y en las salas. Incluso, el senador Andrés Allamand presentó un recurso de constitucionalidad, argumentando que el ingreso tardío de estos profesores era una discriminación. 

A pesar de esto, Bellolio sostuvo que es difícil configurar la arbitrariedad de la medida. “Lo más probable es que no sea esa la determinación. Hay un tránsito claro de cuando entran los subvencionados, en el caso de la glosa, con las universidades, no existían”.