El 64% de los médicos de zona dice haber sido agredido por pacientes

Predominan altercados verbales en hospitales de mediana complejidad. Gremio elaboró instructivo para manejar situación.

Lorena Leiva 13 de febrero del 2016 / 01:25 Hrs
Interior del Hospital San Borja Arriarán.

Golpes, encierros en box de atención, insultos e incluso amenazas de muerte de parte de sus pacientes, son algunas de las agresiones que gran parte de los médicos que se desempeñan en consultorios, postas y hospitales  a lo largo del país, declaran haber sufrido el último año.

Así lo revela un estudio de percepción de seguridad y agresiones realizado por la agrupación de ex Médicos Generales de Zona, (MGZ) -que reúne a casi 1.400 profesionales en fase de destinación-, el que arrojó que un 64% de los profesionales consultados (305)  habría sido víctima de una agresión.

De estos altercados, los más comunes son los verbales, con un 65%, y le sigue la agresión verbal y física, con un 10% del total. La frecuencia es mayor en hospitales de mediana complejidad, donde el 79% de los consultados declaró haber sido víctima, lo que ha generado que la percepción de inseguridad entre los médicos que trabajan en hospitales, se eleve sobre el 50%, de acuerdo a la encuesta. 

 “En muchos de estos establecimientos pequeños la seguridad no es prioritaria para las autoridades”, explicó Mauricio Cofré, presidente de los MGZ.  El profesional agrega que el servicio de salud donde se generaron más situaciones de este tipo en 2015, fue en el de Viña del Mar-Quillota.

“Es el que más se destaca: en Limache un colega fue mordido, en Quintero otro  fue golpeado y encerrado en el box y en la Calera hubo una amenaza de secuestro que no se concretó, pero el tipo vulneró todas las medidas de seguridad. Afortunadamente estaba desarmado, pero paralizó la atención de urgencia por al menos una hora. La semana pasada ingresamos en Falmed (Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico), un caso de amenaza de muerte contra una colega de Aconcagua”, detalló Cofré.

Para Falmed, agrupación que asiste y defiende a los profesionales en materias judiciales, la situación ha ido en alza. Si en 2014 hubo dos casos que se judicializaron, en 2015 la cifra subió a ocho. También, en cuatro de los que ya están cerrados, se acreditó agresión injusta y sanción para el agresor. 

“Las agresiones a los médicos son excepcionales. En general los pacientes están muy agradecidos de las atenciones que reciben. Sin embargo, no es menos cierto y sobre todo en los últimos dos años, que hemos notado un incremento respecto de las agresiones y de la intensidad de las mismas”, explicó el abogado jefe de Falmed, Juan Carlos Bello. 

Sobre las causas, Cofré sostuvo que “creemos que tiene que ver con los dispositivos de seguridad que no son adecuados para la cantidad de población que se atiende, pero también con un planteamiento hacia la comunidad de lo que es salud, y eso en cierta forma nos expone, porque somos la cara visible y recibimos la frustración de los pacientes”.

A esto, Bello añade que “hay frustración ante un sistema que no da respuesta a sus expectativas ”.

Para revertir la situación, Falmed elaboró un instructivo que busca evitar escalar el conflicto de la agresión, acoger al agresor, proteger a ambos, y reportar las amenazas.

El presidente del gremio, Enrique Paris, indicó que se mantienen las reuniones con Carabineros para trabajar en conjunto la seguridad al interior de los establecimientos de salud, y además, se realizan charlas a médicos, para prevenir estos hechos. “Lo primero que se enseña es no responder la agresión”, concluyó Paris.