*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 08/11/2017
Estás leyendo:Niño que padece letal enfermedad vive gracias a injertos de piel transgénica

Niño que padece letal enfermedad vive gracias a injertos de piel transgénica

El menor de 7 años nació con un gen defectuoso que impide que la capa externa de su piel (la epidermis), se una a la capa interna, lo que causa ampollas muy dolorosas en todo el cuerpo.

Niño que padece letal enfermedad vive gracias a injertos de piel transgénica

De acuerdo a una nuevo caso presentado por la revista científica Nature, un niño de 7 años logró vivir gracias a un pionero experimento en donde se le realizaron injertos de piel genéticamente modificada.

El menor presentaba una extraña enfermedad genética llamada Epidermólisis ampollar. Aquellas personas que nacen con esta enfermedad tienen un gen defectuoso que impide que la capa externa de la piel (la epidermis), se una a la capa interna, lo que causa ampollas muy dolorosas en todo el cuerpo.

“Tras dos meses estábamos seguros que no había nada que pudiésemos hacer por esta niño y que moriría”, indicó  Tobian Rothoeft, cirujano de la Unidad de Quemados de la Universidad Ruhr en Bochum, Alemania, en una conferencia de Nature.

Como última esperanza, Ruthoeft y sus colegas le dieron una revisión más a la literatura médica y encontraron que un equipo italiano de la Universidad de Módena y Reggio Emilia habían estado experimentando con un nuevo tratamiento en donde alteraban genéticamente células de la piel para reparar la falla genética.

Ruthoeft se contactó con los investigadores italianos, quienes aceptaron realizar su tratamiento experimental para intentar salvar al niño.

Para el tratamiento tomaron un virus para insertar un gen saludable en las células tomadas de la piel del niño. Las células madre se multiplican indefinidamente, por lo pudieron “crear” capas completas de epidermis transgénica.

Si bien anteriormente ya se había realizado este experimento de manera exitosa en otro paciente, habían sido para injertos menores. En este caso, el 80% del cuerpo del menor presentaba problemas.

Tras dos operaciones para realizar los injertos, el menor estuvo 8 meses en la Unidad de Cuidados Intensivos y fue dado de alta.

Hoy, tras 2 años de la operación, indicaron en la conferencia de Nature, el niño se encuentra en perfectas condiciones. Los injertos respondieron bien y cumplen sus funciones de manera correcta.

“Al niño le va bien. La piel es de buena calidad, no necesita cremas ni otros productos. Es perfectamente suave y estable. Si llega a tener moretones, estos se curan como en cualquier otro niño”, indicó Rothoeft.

Si bien una de las principales preocupaciones en las terapias genéticas que involucran virus es el incremento de riesgo de desarrollar cáncer – ya que los virus insertan el nuevo gen aleatoriamente en el ADN – en casos como éstos, indican el experto, los beneficios son mayores a los riesgos.

Fuente: NPR

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital