*

Mundo
Compartida
Actualizado el 20/12/2016
Estás leyendo:Niza hace escuela en Berlín

Niza hace escuela en Berlín

Autor: Pedro Schwarze

Los ataques terroristas con vehículos comenzaron hace años en Israel. Sin embargo, el más mortífero fue el cometido en julio pasado en la ciudad costera francesa.

Niza hace escuela en Berlín
Mohamed Lahouaiej Bouhlel parece haber hecho escuela. El francés de origen tunecino que arremetió contra una multitud en la ciudad gala de Niza, el 14 de julio pasado, y que mató a 85 personas, pudo haber sido replicado esta vez en Berlín, en el aún supuesto atentado contra un mercado navideño, en plen centro de la capital alemana. Una situación que alarma por el hecho de que el terrorismo comienza a utilizar armas que son de uso diario y al alcance de cualquiera. De hecho, el atacante de Niza no tenía ningún antecedente que pudiese decirse que estaba radicalizado. Más bien era un inadaptado, con amistades delincuentes de poca monta, preocupado de esculpir su cuerpo en gimnasios baratos. Tres días antes de su acción, arrendó el camión asesino en una localidad cercana a Niza y se lo enseñó a algunos de sus amigos. El día 14, día nacional de Francia, se lanzó con el vehículo a 90 kilómetros por hora a través del Paseo de los Ingleses, que estaba cerrado al tránsito y por donde caminaban miles de personas tras observar los fuegos artificiales. En todo caso ese cuño de atentados terroristas ya se había registrado en Israel y había sido cometido con camiones, autos e incluso tractores. Así, con este tipo de herramienta agrícola, fue un ataque de 2014 protagonizado por un residente palestino que mató a un peatón israelí. En 2008, se produjo una ola de ataques con maquinaria de construcción y vehículos pesados. En 2011 una árabe-israelí barrió con su camión una calle de Tel Aviv a lo largo de 15 cuadras, que dejó un muerto y 17 heridos. Además, según la Agencia de Seguridad Interior de Israel, la Shabat, entre octubre de 2015 y julio pasado por lo menos 32 palestinos embistieron con sus vehículos a personas que esperaban en paradas de bus, cruces y retenes militares. El grupo extremista palestino Hamas ha alentado a cometer este tipo de ataques contra ciudadanos israelíes. Por este motivo cuando hay concentraciones importantes en Israel la Policía coloca dos grandes buses en los dos extremos del lugar para evitar que un vehículo irrumpa con fuerza contra ciudadanos.

Mohamed Lahouaiej Bouhlel parece haber hecho escuela. El francés de origen tunecino que arremetió contra una multitud en la ciudad gala de Niza, el 14 de julio pasado, y que mató a 85 personas, pudo haber sido replicado esta vez en Berlín, en el aún supuesto atentado contra un mercado navideño, en plen centro de la capital alemana. Una situación que alarma por el hecho de que el terrorismo comienza a utilizar armas que son de uso diario y al alcance de cualquiera.

De hecho, el atacante de Niza no tenía ningún antecedente que pudiese decirse que estaba radicalizado. Más bien era un inadaptado, con amistades delincuentes de poca monta, preocupado de esculpir su cuerpo en gimnasios baratos. Tres días antes de su acción, arrendó el camión asesino en una localidad cercana a Niza y se lo enseñó a algunos de sus amigos. El día 14, día nacional de Francia, se lanzó con el vehículo a 90 kilómetros por hora a través del Paseo de los Ingleses, que estaba cerrado al tránsito y por donde caminaban miles de personas tras observar los fuegos artificiales.

En todo caso ese cuño de atentados terroristas ya se había registrado en Israel y había sido cometido con camiones, autos e incluso tractores. Así, con este tipo de herramienta agrícola, fue un ataque de 2014 protagonizado por un residente palestino que mató a un peatón israelí. En 2008, se produjo una ola de ataques con maquinaria de construcción y vehículos pesados. En 2011 una árabe-israelí barrió con su camión una calle de Tel Aviv a lo largo de 15 cuadras, que dejó un muerto y 17 heridos. Además, según la Agencia de Seguridad Interior de Israel, la Shabat, entre octubre de 2015 y julio pasado por lo menos 32 palestinos embistieron con sus vehículos a personas que esperaban en paradas de bus, cruces y retenes militares.

El grupo extremista palestino Hamas ha alentado a cometer este tipo de ataques contra ciudadanos israelíes. Por este motivo cuando hay concentraciones importantes en Israel la Policía coloca dos grandes buses en los dos extremos del lugar para evitar que un vehículo irrumpa con fuerza contra ciudadanos.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital