*

Cultura
Compartida
Actualizado el 19/09/2016
Estás leyendo:Nueva escultura de Fernando Casasempere se instalará en Avenida Kennedy

Nueva escultura de Fernando Casasempere se instalará en Avenida Kennedy

Autor: Constanza Troncoso M.

Miles de flores de porcelana que caen del cielo forman la obra del artista radicado en Londres.

Nueva escultura de Fernando Casasempere se instalará en Avenida Kennedy

El hall del Museo Nacional de Bellas Artes se inundó de violeta: miles de flores de ese color colgaban desde el cielo y otras tantas se alzaban desde el suelo. Esta instalación del escultor Fernando Casasempere (1958) llamada Dibujos en el cielo, dio la bienvenida a los visitantes de la exposición Mi Andadura, que se realizó entre marzo y abril de este año, y que reunió más de 300 esculturas del artista.

Una versión aumentada de Dibujos en el cielo tomará lugar de manera permanente en la esquina de Américo Vespucio con Alonso de Córdova. “Vamos a replicar solamente la parte del cielo. La obra se llama Migración, porque busca imitar la huella que hacen los pájaros al volar”, explica Casasempere desde Londres, donde vive hace 20 años.

Migración abarcará 90 metros de longitud, casi tres veces el tamaño de la obra original, y embellecerá el cielo de una terraza gastronómica que ocupará la transitada esquina en Avenida Kennedy. Este patio de restoranes es parte del proyecto CV Galería, que además contempla 13 pisos de oficinas, una placa de locales comerciales, y está en conversaciones para incluir una galería de arte.

Esta nueva obra de Fernando Casasempere guarda otras diferencias con la inicial: si en un principio las flores se fabricaron en base a papel, esta vez estarán hechas por completo en porcelana, afirmadas con metal e iluminadas. También el color en vez de violeta, será blanco puro. Por estos días Casasempere trabaja la obra Migración en Londres, la que luego será trasladada en barco a Chile.

Arte público

Aquellas obras de arte, murales o esculturas, que no se quedan dentro de una galería o museo, sino en la calle, a la vista de todos, se vuelven con el tiempo parte de la identidad de la ciudad. Pasa con Caballo de Fernando Botero, frente al Museo de Arte Contemporáneo o Memoria visual de una nación, el mural de Mario Toral en la estación de Metro U. de Chile, donde repasa la historia del país. 

“El arte público me interesa porque todos quienes van pasando tienen la oportunidad de verlo e incluso al que pasa corriendo a una reunión le aporta un momento de agrado”, afirma Casasempere, quien en 2015 donó Out of Sync, su mayor obra pública  a la ciudad de Antofagasta: 10 mil narcisos de arcilla que fueron instalados en el Parque Ruinas de Huanchaca.

El artista destaca que las empresas destinen parte del presupuesto de un proyecto a crear espacios amigables con la ciudad y las personas: “Cuando los privados no piensan solo en sacar el máximo de cada metro cuadrado, siento que estamos en el terreno adecuado. En Santiago hay miles de ejemplos de pésima arquitectura, me refiero no solo a la estética, sino a la generosidad con la ciudad: hacer veredas amplias, fijarse que los estacionamientos no hagan taco en horas puntas, ese tipo de cosas”.

Respecto a los costos de instalar esta obra, ni el artista ni la empresa quisieron dar detalles. “Por lo conocido y famoso que es Fernando no fue barato, pero hicimos el sacrificio económico para poder tenerlo”, dice Gonzalo Santolaya, gerente general de la inmobiliaria Deisa, a cargo del proyecto. 

La inversión total para CV Galería es de 1 millón 10 mil UF y se estima que estará terminado en julio de 2017.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital