*

Mundo
Compartida
Actualizado el 17/07/2017
Estás leyendo:Nuevo libro revela el lado más humano de Odebrecht

Nuevo libro revela el lado más humano de Odebrecht

Autor: Waldheim García M. (Efe)

El empresario, protagonista del escándalo de corrupción que sacude Brasil, tenía un bajo perfil. En junio de 2015, Odebrecht fue tenido y en 2016 firmó acuerdo de delación compensada.

Nuevo libro revela el lado más humano de Odebrecht

El lado más humano y desconocido del empresario Marcelo Odebrecht, uno de los principales protagonistas del escándalo de corrupción que sacude Brasil, es abordado en el libro O Príncipe, lanzado el jueves pasado en Sao Paulo y en el que los autores Regiane Oliveira y Marcelo Cabral trazan un perfil del magnate. O Príncipe, Uma biografia não autorizada de Marcelo Odebrecht revela los pormenores de la asunción y caída del líder del mayor grupo constructor de Brasil.

Con amplias ramificaciones de sus operaciones en el país y en el exterior, el grupo Odebrecht se consolidó como uno de los referentes de los sectores de ingeniería e infraestructura en Latinoamérica y Africa y luego amplió su espectro a otras áreas, como la agricultura o la petroquímica, entre otros diversos negocios.

A medida que el imperio Odebrecht, con Marcelo a la cabeza, se hacía más grande, un escándalo de corrupción descubierto en la petrolera estatal Petrobras, que sacudió a la política del país, desveló la otra cara de Marcelo, un personaje que se mantuvo siempre con bajo perfil y del que poco se sabía de su vida particular.

El 19 de junio de 2015, cuando su rutina matinal fue interrumpida por los agentes de la Policía Federal que irrumpieron en su residencia, la vida de Marcelo tomó otro rumbo y ahora, dos años después y todavía en prisión, es una de las fichas claves de la Operación “Lava Jato”, como se conoce el caso Petrobras.

En 2016, ya con la delación compensada encaminada para buscar reducir su condena, el sello editorial Astral Cultural buscó a los periodistas Cabral y Oliveira, de amplia trayectoria en el área económica, para escribir la biografía no autorizada de Marcelo, personaje que nunca acostumbró exponerse públicamente.

“El (Marcelo) negociaba la delación y comprobamos que los rumores eran verdaderos. El era el personaje clave de la Lava Jato”, comentó a la agencia Efe Cabral, coautor de la publicación junto a la periodista en Brasil del diario español El País. El autor definió al nieto de Norberto Odebrecht -fundador del grupo- como un “anti Eike Batista”, en referencia al empresario carioca, envuelto en la “Lava Jato” y que responde ante la justicia en prisión domiciliaria.

Marcelo, que cumplirá 49 años en octubre, “era lo opuesto a Eike, odiaba aparecer. Podía haberse comprado un Lamborghini, pero hasta el día de su prisión siempre condujo un Meriva (un automóvil de línea popular)”, relató Cabral.

“Esa actitud de no exponer la familia fue heredada de Norberto, su ídolo. Marcelo, incluso, era más próximo del abuelo que su propio padre, Emilio”, apuntó el periodista, quien reconoció que “fue difícil el acceso a las fuentes. En el libro, añadió Cabral, “describimos ese trabajo, porque él (Marcelo) esconde mucho la vida personal y eso crea mitos y leyendas”.

La “TEO” (tecnología empresarial Odebrecht), como es conocido el método de trabajo implantando por el abuelo en 1940, “es amparada más en lo cultural y en lo filosófico”, detalló Cabral. En ese escenario, el impacto de los escándalos de corrupción “generó una decepción casi que religiosa” en los empleados, agregó.

La familia Odebrecht, de origen modesto, llegó de Alemania y se instalaron a comienzos del siglo XX en el norte del estado de Santa Catarina y finalmente llegaron a Salvador, capital de Bahía, donde comenzó la constructora.

La familia decidió no participar en el libro. “La autorización del juez Sergio Moro para dejar hablar a Marcelo era complicada y demoraría mucho, por eso tuvimos que recurrir a los registros de su delación y a voces en ‘off’”, completó Cabral. “Ahora tampoco sabemos qué será de la vida de Marcelo. En 2018 saldrá de la cárcel para cumplir arresto domiciliario y su pena se puede reducir para en siete años y medio, recobrar su libertad plena y volver como consultor o empresario”, dijo.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital