*

Nacional
Compartida
Actualizado el 27/07/2015
Estás leyendo:Nuevo museo bajo tierra en Valparaíso

Nuevo museo bajo tierra en Valparaíso

Autor: Jonathan Galarce

Municipio planea exhibir una bóveda hallada en las calles del Barrio Puerto. Consejo de Monumentos Nacionales deberá evaluar intervención arqueológica.

Nuevo museo bajo tierra en Valparaíso

No se sabe si es una fortificación o un antiguo alcantarillado, pero es la pregunta que tiene intrigados a académicos y especialistas en patrimonio de Valparaíso, luego de que el pasado 14 de junio fuera descubierta una antigua construcción de ladrillo y mampostería de piedra, de tres metros de altura, en el casco histórico de la ciudad.

El hallazgo arqueológico, que se realizó en plena faena de repavimentación de la calle Clave, ha despertado el interés de la Municipalidad de Valparaíso, que ya proyecta instalar allí un museo histórico bajo las calles del Barrio Puerto, luego de que el Consejo de Monumentos Nacionales resuelva su intervención arqueológica.

La directora de la Oficina de Gestión Patrimonial del municipio, Paulina Kaplán, informó que “se sacaron fotografías del descubrimiento y las enviamos, junto a un informe, al área de Arqueología del Consejo de Monumentos Nacionales. Este tipo de hallazgos arqueológicos le pertenecen al Estado y debemos saber qué tipo de cuidados debemos darle”.

Kaplán agregó que “mientras esperamos la respuesta del organismo especializado, estamos trabajando junto con la secretaría de planificación comunal en un proyecto para que la gente pueda ingresar a esta bóveda, a través de una escotilla”.

En esta línea, Kaplán indicó que  “para transformarlo realmente en un museo in situ debemos restaurar la bóveda, sin dañarla”.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, comentó que “lo fundamental es dar cuenta del hecho y velar por el cuidado y protección de los vestigios, ya que todo material es importante para recomponer la cronología histórica de nuestra ciudad puerto”.

Enigma histórico

Varias hipótesis son las que se barajan para descifrar la incógnita que despierta entre los especialistas del patrimonio el origen del histórico descubrimiento. En la Municipalidad ya trabajan en este enigma, con colecciones propias de antiguos documentos y mapas de la ciudad, además de otros archivos proporcionados por la Biblioteca Santiago Severín.

Hasta el momento, lo que presumen los especialistas en patrimonio es que la bóveda podría formar parte de un antiguo ducto de agua que caía desde la quebrada San Francisco, ubicada a los pies de calle Clave. Otra de las hipótesis habla sobre una salida subterránea que tenía la fortificación de San José, utilizada para defender a la ciudad de los constantes saqueos de piratas.

Fortificación

Para el académico de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Valparaíso, Luis Duarte, especialista en Historia Regional y Local, ambas posibilidades, del ducto y de la salida subterránea, pueden ser efectivas.

“Durante el Siglo XVII Valparaíso estaba lleno de fortificaciones, ya que era una ciudad que vivía asediada por piratas y corsarios. Este descubrimiento podría corresponder a una salida de escape desde la fortificación San José, ubicada en cerro Cordillera. Mientras que también podría corresponder a un ducto que traía las aguas de las quebradas, durante el Siglo XVIII”, sostuvo.

Para resolver la situación del hallazgo, y según los procedimientos del Consejo de Monumentos Nacionales, el material proporcionado por el municipio será evaluado para determinar si se solicita un estudio arqueológico general u otro procedimiento que aclare el origen y estado de la construcción encontrada.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital