*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 22/03/2017
Estás leyendo:NYT y sus recomendaciones para disfrutar Santiago en 36 horas

NYT y sus recomendaciones para disfrutar Santiago en 36 horas

Autor: Angélica Baeza

El periódico comienza su reportaje describiendo a la capital como "un destino que destaca por sí solo. El área metropolitana de casi siete millones de habitantes es el hogar de un paisaje cultural dinámico y repleto de energía".

NYT y sus recomendaciones para disfrutar Santiago en 36 horas

El New York Times dedicó un reportaje a Chile, específicamente a Santiago, con un generoso relato de lo que se puede hacer en la capital durante 36 horas, destacando el ambiente culinario que ha tomado la ciudad.

Parte por un día viernes a la hora de almuerzo, donde recomienda pasearse por la Vega Central, y probar “papas rojas moteadas y aguacates”.

“Desvíate hacia la salida de la calle Dávila Baeza para hacer una parada en Café Altura, un popular puesto ambulante que tuesta y vende uno de los mejores cafés de la ciudad (cierra a las 16:00)”, precisa.

Luego recomienda un “dos por uno” a las 17 horas en el Parque Forestal y visitar el Museo de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo.

Imagen barrio italiaPara las 19 horas, un paseo por el barrio Lastarria, destacando una vinoteca y el cine El Biógrafo.

Ya para la cena: “Reserva con anticipación una de las pocas mesas del Restaurante 040, dirigido por el chef español Sergio Barroso, quien estuvo trabajando un tiempo en El Bulli antes de mudarse a Chile”.

Para el otro día, es decir, el sábado, invitan a visitar “el barrio chic”, es decir, el Barrio Italia. “Un paseo puede tomarte horas si te detienes en cada uno de los pequeños callejones que salen de la avenida: cada uno cuenta con una minicolección de tiendas que venden distintos productos, como utensilios de diseñador para el hogar, zapatos de cuero hechos en Chile, joyas o libros, y casi cada una tiene su propio restaurante o café, a menudo en un patio al aire libre”.

Así llegamos a la hora de almuerzo. Acá el GAM es la recomendación y descrito como “un vistoso centro cultural”. “Después, da un paseo de cinco minutos por la avenida Libertador General Bernardo O’Higgins (conocida como La Alameda) hasta la Fuente Alemana, que no ha cambiado en décadas, para comer uno de los mejores emparedados en una ciudad donde los sándwiches se consideran un platillo esencial”.

Para pasar la tarde, un paseo por el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. En tanto, para las 19 horas, se recomienda visitar 99 Restaurantes. “Este es uno de los restaurantes más destacados controlados por chefs y es dirigido por el jovial Kurt Schmidt, quien examina platillos chilenos como sopaipillas (masa frita) y pebre (salsa), y los reinventa como alimentos sofisticados y modernos”.

Para la noche, una visita a Sarita Colonia.

Y para la jornada dominguera, un almuerzo en el barrio Bellavista, específicamente en el Galindo, un favorito de la comida nacional.

Luego un paseo por el Parque Metropolitano, “aunque el parque tiene grandes senderos de ciclismo y caminatas, el punto culminante para la mayoría será la estatua de 15 metros de alto de la Virgen María que está en lo alto del cerro San Cristóbal, una colina desde donde se ve toda la ciudad. Toma cerca de 40 minutos llegar a la cima; también se puede tomar el teleférico (2600 pesos o 4 dólares por viaje redondo los fines de semana), el cual atraviesa la colina verde como si fuera un ferrocarril”.

Y para cerca de las 14 horas, se recomienda una visita a Las Cabras, con platillos tradicionales.

Lee la nota completa aquí.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital