*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 10/01/2018
Estás leyendo:Observan por primera vez campos magnéticos en dos galaxias cercanas

Observan por primera vez campos magnéticos en dos galaxias cercanas

Las observaciones se realizaron en M82 y NGC 1068, dos galaxias situadas a 41.000 y 13.000 años luz, y que tienen agujeros negros supermasivos activos en el centro con formaciones estelares de consideración.

Observan por primera vez campos magnéticos en dos galaxias cercanas

Un grupo internacional de científicos observó por primera vez que hay campos magnéticos globales en dos galaxias cercanas, situadas aproximadamente a 41.000 y 13.000 años luz, respectivamente.

“Hasta ahora no se sabía que había campos magnéticos a escala galáctica, o se intuía que habían pero no se habían observado directamente”, explicó el científico español Enrique López Rodríguez, que presentó hoy los resultados en el 231 encuentro de la Sociedad Astronómica Americana (AAS).

López Rodríguez, que pertenece al observatorio aéreo SOFIA, que estudia el universo en el espectro infrarrojo, forma parte de un equipo internacional de investigadores compuesto por científicos de la NASA, el centro del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) y las universidades de Chicago y Northwestern.

Las observaciones se realizaron recientemente en M82 y NGC 1068, dos galaxias relativamente cercanas que tienen agujeros negros supermasivos activos en el centro y tienen formaciones estelares de consideración.

En concreto, las observaciones mostraron por primera vez un brazo magnetizado a lo largo del brazo interior espiral de una de las galaxias y demostraron evidencia de un viento magnético galáctico a escalas de unos cientos parsecs.

“La idea principal es ver cómo el agujero negro afecta a la galaxia en sí y cómo la materia evoluciona”, sintetizó.

López Rodríguez, oriundo de Tenerife (España), elabora su investigación en el observatorio SOFIA, que está a bordo de un avión Boeing 747SP que vuela a unos 45.000 pies de altura -al límite de la atmósfera- para observar la radiación térmica del universo.

“Trabajamos las observaciones a tiempo real porque viajamos unas diez o doce horas por la noche con el telescopio y luego bajamos a Tierra y nos ponemos a trabajar con los datos”, relató el investigador.

El anuncio se produjo durante la 231 edición del encuentro de la Sociedad Astronómica Americana (AAS, en sus siglas en inglés), que reúne a más de 3.000 personas desde el 8 hasta el 12 de enero en Washington (DC) para divulgar los últimos descubrimientos astronómicos logrados por investigadores y universidades estadounidenses.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital