*

Nacional
Compartida
Actualizado el 04/05/2015
Estás leyendo:Operativos por paquetes sospechosos se triplican en 2014

Operativos por paquetes sospechosos se triplican en 2014

El año pasado, además, Carabineros tuvo que periciar 27 bombas que detonaron y desactivó 23 de estos artefactos.

Operativos por paquetes sospechosos se triplican en 2014

En septiembre de 2014 ocurrió un antes y un después en los casos de instalaciones de artefactos explosivos en diversos puntos de la capital. El 8 de ese mes, un extintor con capacidad de un kilo y relleno con pólvora negra estalló en el centro comercial Subcentro, de Escuela Militar, en plena hora de atención a público.

El ataque, que dejó 14 heridos, quebró la lógica que hasta ese momento tenían esos atentados, que ocurrían en horas de la madrugada y no registraban personas heridas.

En este contexto, las cifras de Carabineros revelaron que el año pasado el Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) de Carabineros realizó un total de 916 operativos por paquetes sospechosos. En 2013, la cifra alcanzó 255, por lo que en 2014 se triplicaron estos procedimientos.

Las estadísticas policiales también indican que en 2012 se periciaron 243 paquetes sospechosos y, en 2011, 239.

Fuentes policiales indican que uno de los factores que pueden explicar el alza en estos operativos fue el impacto que provocó en la población el bombazo en el Subcentro y que generó durante el último trimestre del año pasado cientos de llamados a Carabineros alertando de bultos que podrían tratarse de artefactos explosivos.

El senador RN Alberto Espina indicó que, más allá de los operativos realizados, “lo importante es saber cuántas personas fueron detenidas y condenadas por este y otros delitos”. 

El parlamentario agregó que “existe una falla multisistémica. El sistema está colapsado y sólo hablarán de cambiarlo cuando ocurra un crimen terrible. Por eso, esto quiero advertirlo ahora”.

Bombas detonadas

El reporte policial elaborado por Carabineros también indica que el año pasado el Gope perició 27 bombas que efectivamente detonaron. La mayoría de estos artefactos fueron instalados en la capital. En el 2013, en tanto, la cifra alcanzó los 36. Las estadísticas de 2012 revelan que en ese año estallaron 22 bombas.

Los policías también tuvieron que acudir a desactivar artefactos que fueron detectados antes de que estallaran. El año pasado se registraron 23 de estas situaciones, mientras que en 2013 las bombas desactivadas por el Gope fueron 14.

Carabineros, además, en 2014 tuvo que acudir a periciar 25 objetos que aunque tenían apariencia de una bomba, eran simulados.

Papel digital