Retiros de utilidadesen exceso del FUT

Es coherente concluir que flujos que no respondan a lo que la ley contempla para renta tributaria no pueden quedar gravados con los tributos que afectan a ésta.

10/05/2012 - 04:00

EN LA REFORMA tributaria se pretende gravar cualquier retiro desde una empresa, constituya o no renta tributable, con el argumento de que la normativa vigente se habría prestado para una supuesta elusión de impuestos. Se trata de una enmienda sustancial del sistema tributario, que no guarda relación con ninguna forma de elusión, pues la regulación actual obedece a una fundada y pormenorizada definición de cuándo y en qué forma deben gravarse los retiros, y que data desde hace más de 20 años.

La ley tributaria no permite que las utilidades sean determinadas por el contribuyente de acuerdo con las normas de contabilidad aceptadas, que tienen pleno valor para efectos financieros, sino conforme las normas que ella entrega, dando lugar a lo que se denomina “renta tributaria”, para evitar así que se maneje la base imponible de los impuestos a la renta. Por consiguiente, es coherente concluir que flujos que no respondan a la definición que la propia ley contempla para renta tributaria no pueden quedar gravados con los tributos que afectan a ésta. Simultáneamente, con el fin de privilegiar la inversión, la misma normativa establece que a nivel de socios o dueños, tales rentas se gravan sólo si se retiran de la empresa. Es decir, para que se apliquen los impuestos personales de aquéllos, es menester que se den dos requisitos copulativos: que haya renta tributaria y que sea retirada. Si se reparten flujos sin que haya renta tributaria que gravar, no tiene lugar una tributación por parte de los dueños o socios, sin que ello constituya elusión.

Complementariamente, la ley dispone que si en el futuro existen rentas tributarias, los retiros anteriores se imputan a éstas y procede la aplicación de los impuestos a la renta de los dueños, en el año que ellas se produjeron, con lo cual se cierra el               círculo. El “Fondo de Utilidades Tributarias” (FUT), que es un registro del movimiento de rentas, pérdidas y retiros desde la empresa, fue creado para permitir la aplicación de las normas anteriores. Por consiguiente, los “retiros en exceso del FUT” no son más que el reparto de dineros que no son rentas gravables, que si después se obtienen, les corresponderá tributar con posterioridad; de lo contrario, simplemente se está gravando el capital.

Se ha dicho que lo anterior persigue unificar el sistema tributario al régimen impositivo que actualmente se aplica a las sociedades anónimas, en que los accionistas tributan por los dividendos que reciban, tengan o no su origen en rentas tributables. Pero se olvida que ello es porque la ley busca igualar la tributación de las acciones con los restantes valores que hay en el mercado, en que se considera renta todo flujo sobre el capital invertido, excepción que es discutible (al menos sólo debiera aplicarse a las sociedades abiertas) y que mal tendría que convertirse en la regla, en cuanto sujeta a impuestos sumas que conceptualmente no deberían considerarse rentas gravables, y porque altera la integración entre las rentas de las empresas y los dueños, que hasta hoy tienen la misma base.

Según el gobierno, estos cambios recaudarían en régimen unos US$ 500 millones anuales, lo que resulta dudoso, porque al cambiar el régimen, los dueños preferirán dejar las sumas dentro de la empresa, donde no tributan -ni siquiera con primera categoría-, para evitar pagar anticipadamente impuestos, antes que se generen rentas tributables.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     

    Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • google plus
  • instagram
  • youtube
  • pinterest
RECIENTES
LO + VISTO
LaTercera.com
SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos es legal en este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.