Cuba al frente de la Celac: triste paradoja para la región La presidencia cubana del ente intergubernamental constituye un paso atrás para la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos. 

Cuba al frente de la Celac: triste paradoja para la región

La presidencia cubana del ente intergubernamental constituye un paso atrás para la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos. 

26/01/2013 - 04:00

EN UNA situación que sólo cabe calificar como una triste paradoja, Cuba accederá mañana a la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (Celac). Parece lamentable que el único miembro abiertamente dictatorial de esta instancia intergubernamental sea el encargado de representarla y liderarla durante un año, más aún si la Celac ha sido concebida como un organismo que tiene un “compromiso indeclinable con el fortalecimiento de la democracia” y sus integrantes dicen compartir los principios y valores del respeto a los derechos humanos.

El régimen cubano no satisface ninguno de estos requisitos que la misma Celac se ha impuesto. El hecho de que haya sido seleccionado para asumir la presidencia de ésta es una muestra de la falta de coherencia de los países que la integran. También constituye una evidencia de la escasa relevancia que ellos mismos le asignan al ente, pues es muy probable que no confiarían a un gobierno de esas características el cargo si éste tuviera importancia real.

En todo caso, el simbolismo es muy significativo, pues supone la incorporación sin cortapisas de Cuba en la comunidad latinoamericana y caribeña, concretando así un antiguo anhelo de la diplomacia de ese país. Una situación que parece inaceptable, dada la realidad política que se vive en la isla, donde el control del Partido Comunista es total y no existe posibilidad alguna de alternancia en el poder. Al mismo tiempo, el reconocimiento entregado supone una inexplicable ausencia de solidaridad y comprensión hacia los ciudadanos cubanos que sufren el diario atropello a sus derechos básicos. Por lo anterior, que La Habana ocupe la presidencia de la Celac debe ser motivo de vergüenza para un continente que en las últimas décadas ha desplegado ingentes esfuerzos para dotarse de institucionalidades democráticas.

A Chile esta realidad le afecta de manera especial. En los últimos años, el gobierno cubano ha brindado refugio a varios de los autores materiales e intelectuales del asesinato del senador Jaime Guzmán, ocurrido en 1991. De manera sistemática, La Habana se ha negado a colaborar con la justicia chilena para poner a disposición de ésta a los culpables, al punto de que existen indicios de que uno de los terroristas que atentó contra la vida de Guzmán reside actualmente en la isla junto a su pareja, quien también habría participado en la planificación del crimen. La cooperación cubana con los asesinos del parlamentario es un hecho inexcusable y de la mayor gravedad, que no puede ser pasada por alto y que cuestiona la idoneidad del gobierno de ese país para presidir la Celac.

Las autoridades nacionales han dejado en claro que representarán al gobierno cubano su inquietud en torno al tema. El Presidente de la República señaló ayer que demandará del jefe de Estado de ese país la colaboración para facilitar la investigación que llevan adelante los tribunales chilenos y La Moneda ha anunciado que le entregará al dignatario visitante documentación para formalizar tal solicitud y aportar antecedentes. Un mínimo de coherencia en la defensa de los derechos humanos y el rechazo a la violencia política terrorista exige que todos los sectores políticos del país respalden al Ejecutivo en esta materia, pues lo que está en juego aquí es más profundo que alguna ventaja partidista puntual.

ANUNCIOS
  • Sé el primero en comentar comentarios
     
 

    Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • google plus
  • instagram
  • youtube
  • pinterest
RECIENTES
LO + VISTO

Cosméticos con feromonas, una nueva forma para seducir con estilo

Fresa es la primera tienda chilena en comercializar estos productos, que estimulan a las parejas de forma natural, pues los incentiva a usar sus sentidos de forma entretenida.







SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos es legal en este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.