*
Política
Compartida
Actualizado el 16/02/2017
Estás leyendo:Osvaldo Andrade: “El Servel está arriesgando su credibilidad y debe hacerse cargo de un eventual fraude”

Osvaldo Andrade: “El Servel está arriesgando su credibilidad y debe hacerse cargo de un eventual fraude”

Autor: Mariajosé Soto P.

El parlamentario acusa al organismo de pasar por encima del acuerdo que se logró para endurecer los requisitos a los partidos. A juicio del legislador, este tema “nos involucra a todos”. Así, dice que “el gobierno no puede desatender el problema del Servel”.

Osvaldo Andrade: “El Servel está arriesgando su credibilidad y debe hacerse cargo de un eventual fraude”

“Estoy en desacuerdo con todo este proceso desde el principio”, dice el presidente de la Cámara , Osvaldo Andrade (PS), luego que el Servel habilitara la opción de que los militantes de partidos en formación se inscriban con el sistema de firma electrónica. Según Andrade, la medida, sumada a la decisión de facilitar el refichaje en las colectividades tradicionales, pasa a llevar el acuerdo político que permitió una nueva legislación más estricta y transparente ante la ciudadanía.

¿Usted se refiere al debate para la creación de la Ley de Fortalecimiento de la Democracia?

La aprobación de estas leyes fue muy compleja y con bastante tensión entre todos. Se encontró una fórmula, y fue parte de un acuerdo político. Los acuerdos son para respetarlos, aunque eso signifique dificultades para algunos. Si los partidos han tenido dificultades para reficharse, que enfrenten esas dificultades. Lo mismo siento con los partidos en formación: también deberían enfrentar el tema. Y todas estas cosas que hace el Servel me parecen desafortunadas.

¿Qué le pareció desafortunado?

Abrir a la discusión de flexibilizarse.

¿Por qué?

Porque desatiende el acuerdo en un cuadro de suspicacia y reproche permanente de la ciudadanía. Las reglas estaban claras siempre. La culpa fue de quienes no previeron esta situación. En un diagnóstico de descrédito de la política, esto incorpora más descrédito.

¿Se pasa a llevar el espíritu de la ley?

Sí. Y se pasa a llevar el acuerdo político que sustentó la nueva ley. Que un órgano administrativo como el Servel genere un debate respecto de un acuerdo cerrado, no lo entiendo.

¿El Servel no respetó ese acuerdo político?

El Servel no es parte del acuerdo.

Pero ellos tuvieron mucho que decir en la tramitación de la ley.

Así es. No sólo tuvieron algo que decir, sino que su opinión fue muy relevante, porque era la opinión de quienes iban a implementar todo. A mí no me va a decir el Servel que ahora se vino a dar cuenta de que iba a haber estas dificultades. Es un despropósito político. No quiero pensar que esto fue por presiones de los partidos. Y lo digo con libertad, porque el PS no tiene este problema: se refichará con unos 40 mil adherentes.

Al margen de su reproche político, lo concreto es que se flexibilizaron los requisitos para reficharse en los partidos. Habiendo ejemplos de fraude en el pasado, ¿quién se hace cargo del riesgo?

El Servel está arriesgando su credibilidad y debe hacerse cargo de un eventual fraude. Esto, aunque evidentemente el partido que cometa este delito será el primer responsable. Pero es un autogol del Servel, porque fueron ellos los que abrieron las alternativas. Cuando tú transgredes las reglas para todos, pasas a llevar un principio básico, que es el cumplimiento.

¿Y cuál es su reflexión de fondo ? ¿El Servel fue vulnerable a presiones o no tiene poder?

No tengo una respuesta precisa, pero no voy a aceptar a priori que el Servel no tiene facultades. Si así fuera, ¿por qué no lo dijo? Las reglas también son para el Servel, y si ocurre que ahora no será capaz de cautelar tales cosas, debieron haberlo dicho. Somos todos grandecitos y no hay adolescentes en este debate.

El gobierno fue creador de esta nueva legislación. ¿Debería intervenir?

El gobierno mencionó mucho en la discusión parlamentaria la autonomía del Servel. Y aunque es relevante desde un punto formal, también se puede transformar en un fetiche. Y ha provocado que se produzca una cierta inacción o desatención del gobierno, que dice “aquí hay autonomía del Servel, no nos metamos”. Pero este es un problema que nos involucra a todos.

¿Debieron haber dicho algo?

El gobierno no puede desatender el problema del Servel. Y no hablo de intervenir, pero hay tantas manera de ayudar.

¿Qué maneras?

Habilitando más ministros de fe, por ejemplo. Si el problema era la falta de ministros de fe, ¿por qué no se habilitó a más? Hay 350 secretarios municipales en todo el país que pudieron haberse sumado.

¿Faltó gestión?

No sé. Lo que no puede faltar es que no cumplan los compromisos.

Su partido prácticamente ya se refichó, pero tampoco lo vimos reclamando que se pasó a llevar la ley.

Pero el PS cumplió las reglas.

Independiente de los nuevos beneficios para refichar, el tema de fondo es que la gente tampoco ha corrido a reinscribirse. ¿Cree que debería haber un gesto ejemplificador de figuras como Michelle Bachelet?

Sin perjuicio de que puede ser, la gente espera de la clase política un reconocimiento inequívoco de las irregularidades y el compromiso de que quienes estuvieron vinculados no podrán repostular. Sin perjuicio de lo cual, el que refichen figuras importantes va a ayudar en este proceso.

¿Debería refichar la Presidenta?

No cometería la imprudencia de pensar que Michelle Bachelet está en duda de reficharse o no. Es algo que sería interesante explorar, pero para eso hay plazos. Pero yo le pregunto: ¿el señor Piñera se refichó? ¿El señor Guillier fichó? ¿Se refichó Ricardo Lagos? Preguntemos por todos.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital