*

Cultura
Compartida
Actualizado el 09/11/2017
Estás leyendo:Un palacio en el desierto: abre el Louvre de Abu Dabi

Un palacio en el desierto: abre el Louvre de Abu Dabi

Autor: Javiera Guajardo

La lujosa sucursal del museo parisino tiene 600 obras, de Da Vinci a Van Gogh. El edificio diseñado por Jean Nouvel costó US$ 580 millones.

Un palacio en el desierto: abre el Louvre de Abu Dabi
El nuevo museo de la capital de Emiratos Árabes Unidos inaugura al público general este sábado.

Una lluvia de luz provocada por el patrón geométrico del techo baña el amplio pasillo que une las 23 galerías, salas de exposición, auditorios y un centro de investigación. Todos componen el recién inaugurado Museo Louvre de Abu Dabi. El “museo universal del mundo árabe”, como reza su eslogan, celebró ayer su apertura en presencia del presidente francés Emmanuel Macron y el vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos, Mohamed bin Rashid, y ya agotó los cinco mil boletos que disponía para la inauguración general de este sábado.

Después de 10 años de firmado el acuerdo entre Abu Dabi y Francia, el” Louvre de las arenas”, como le apodaron los franceses, arranca con una muestra que ocupa los 6.400 metros cuadrados de sus 55 edificios.

La exhibición hace un recorrido visual desde la prehistoria hasta la actualidad a través de 600 obras. La mitad de ellas son un préstamo de parte de la pinacoteca francesa que las tendrá en la sede de Medio Oriente por 10 años. La alianza, alcanzada en marzo de 2007 por una suma de 1.273 millones de dólares, autoriza al país árabe a usar el nombre del Louvre durante 30 años y seis meses.

La muestra actual se divide en doce apartados, bajo un orden cronológico y temático que incluye acontecimientos como el surgimiento de las primeras aldeas, las religiones universales, la cosmografía y el mundo moderno. Todo empieza con un busto monumental de dos cabezas humanas del año 6.500 a.C., encontrado en la actual Jordania y le siguen piezas como una esfinge griega del siglo VI a.C., una Biblia gótica, y una escultura de Ramsés II.

En el extenso recorrido destacan pinturas de distintas épocas como Ritratto di dama (también conocida como La belle ferronnière de Leonardo Da Vinci), The gypsy de Édouard Manet, Children’s wrestling de Paul Gauguin, Autorretrato de Vincent van Gogh, Retrato de mujer de Pablo Picasso, y de los artistas Rothko, Magritte y Mondrian, entre los más modernos. Y también las esculturas Jen d’Aire, de Auguste Rodin, y Standing Woman II, de Alberto Giacometti.

La cuota contemporánea muestra lienzos del estadounidense Cy Twombly y una escultura del artista chino Ai WeiWei. Además hay instalaciones creadas especialmente para el nuevo museo de Oriente, por la artista conceptual estadounidense Jenny Holzen y el italiano Giuseppe Penone, exhibidas al aire libre.

La lujosa sede del museo parisino, en la que se invirtieron US$580 millones, fue creada por el arquitecto francés Jean Nouvel, premio Pritzker 2008. Es el primer edificio en erigirse en el distrito cultural de la isla Saadiyati, en Abu Dabi, capital de los Emiratos Arabes Unidos.

Junto al llamativo diseño de Nouvel, que se distingue desde fuera por la cúpula de 180 metros de diámetro que lo cubre, se levantarán otras cuatro instituciones de arte, con la que los Emiratos pretenden incentivar el turismo cultural en su capital. Así, en el 2016, se inició la construcción del Zayed National Museum, obra de Norman Foster.

Uno de los proyectos que también se forjó en 2007, es una sede del Guggenheim diseñada por el arquitecto Frank Gehry. El futuro espacio, cuya construcción no ha sido iniciada y se encuentra en espera, estará dedicada al arte contemporáneo. También hay planes para el Performing Arts Centre, que originalmente iba a ser desarrollado por la fallecida Zaha Hadid, y el Maritime Museum, del japonés Tadao Ando.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital