*

Mundo
Compartida
Actualizado el 23/12/2017
Estás leyendo:Partido opositor peruano pierde fuerza tras fracaso de acusación a Kuczynski

Partido opositor peruano pierde fuerza tras fracaso de acusación a Kuczynski

En un mensaje en la noche del viernes, Kuczynski afirmó que hará una profunda evaluación de sus primeros 17 meses de gobierno y sugirió más cambios en su gabinete.

Partido opositor peruano pierde fuerza tras fracaso de acusación a Kuczynski
Foto: Reuters.

El mayor partido opositor peruano, que controla el Congreso, podría sufrir un quiebre luego de que un grupo de sus legisladores respaldó la continuidad del presidente Pedro Pablo Kuczynski, dijeron el viernes políticos y analistas.

Kuczynski, cuyo mandato estuvo en riesgo por sus lazos con la empresa brasileña Odebrecht, superó el jueves una acusación en el Congreso con el apoyo de 10 legisladores del partido Fuerza Popular, a cambio de la promesa de liberar de la cárcel al exmandatario Alberto Fujimori, dijo Cecilia Chacón, legisladora de esa organización política.

El mandatario evitó la destitución pero sufrió costos políticos, como la renuncia del ministro de Interior, Carlos Basombrío, quien había anunciado que dimitiría antes de la batalla en el Congreso.

En un mensaje en la noche del viernes, Kuczynski afirmó que hará una profunda evaluación de sus primeros 17 meses de gobierno y sugirió más cambios en su gabinete.

“Ha llegado el momento de que, como país, nos demos la oportunidad de una sincera reflexión y de abrir una verdadera nueva etapa. Reflexión, reconciliación”, agregó.

El derechista Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, la hija mayor del exmandatario, tiene 71 de los 130 asientos del Congreso unicameral y ha complicado al gobierno que ha visto caer a varios de sus ministros por una fuerte pugna política.

Pero el jueves, Kenji Fujimori, otro hijo del exmandatario y el legislador más votado en las últimas elecciones, provocó la estampida de un grupo de legisladores de su partido que inclinó la balanza a favor de Kuczynski.

“Yo creo que si ellos son decentes después de esta votación, lo mínimo que tienen que hacer es presentar, ojalá el día de hoy (viernes), su carta de renuncia”, dijo a periodistas el legislador y dirigente de Fuerza Popular, Héctor Becerril.

Kenji ha manifestado varias veces que su prioridad es buscar la liberación de su padre condenado por la matanza de 25 personas sospechosas de pertenecer a un grupo de izquierda.
Guillermo Loli, gerente de estudios de opinión de Ipsos Perú, dijo que Kenji tiene ambiciones presidenciales y que la liberación de su padre de 79 años podría ayudarlo.

“Todo hace pensar que ya se ha concretado el famoso indulto (a Fujimori) y es el nacimiento de un cisma más formal y serio en el fujimorismo”, dijo Loli a Reuters.

PUGNA FAMILIAR

La liberación de Fujimori probablemente enojaría a los enemigos de la familia del expresidente entre quienes están grupos de izquierda, activistas de derechos humanos y académicos que apoyaron a Kuczynski para que la ganara la jefatura del Estado.

“El día (que Kuczynski) firme un perdón, perderá este apoyo permanentemente”, dijo el politólogo de la Universidad de Harvard y experto en América Latina, Steven Levitsky.

La pugna entre los Fujimori no es nueva.

Fuerza Popular castigó en julio a Kenji, el menor de los hermanos, con una suspensión temporal de sus funciones en el partido por “inconductas reiteradas”, en momentos en que había comenzado a acercarse al Gobierno de Kuczynski.

Para Levitsky, “Keiko tiene sentimientos encontrados sobre la liberación del padre”. En su opinión, “ella ha construido su propia carrera política. Quiere ganar la presidencia y la liberación de su padre pondría en riesgo todo”.

El apoyo a Kuczynski a cambio de un indulto para Fujimori no ha caído bien al partido opositor.
“Sería muy lamentable, la libertad del presidente por una vacancia de incapacidad moral de otro presidente”, dijo el presidente del Congreso, Luis Galarreta, de Fuerza Popular. “Fujimori no merece ser canjeado por un blindaje”.

Para el analista político Alberto Adrianzén es difícil que Kenji pueda formar un partido si se separa de su bancada, pero su padre -si es liberado- podría ayudarlo a atraer a otros legisladores y a ampliar la base social del grupo.

“Probablemente, el ‘fujimorismo’ de Keiko se va a radicalizar y va a ser más opositor”, afirmó. “Y si se mantiene el tono conciliador que Kenji ha tenido hasta el momento con el Gobierno, ya no sería oposición, pero todo pasaría porque el papá salga y marque el camino de Kenji”, manifestó.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital