*

Correos de los Lectores
Compartida
Actualizado el 22/06/2017
Estás leyendo:Pastor Soto

Pastor Soto

Señor director:

Como católico, me indigna y condeno las expresiones de odio del autodenominado “Pastor Soto”. En las últimas semanas hemos visto muchas voces que instrumentalizan la fe.

Como señalaron los últimos papas no se es cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con Cristo. Su amistad nos abre a los demás, inclusive a quienes piensan diferente para discernir y crear unidad. En la medida que tenemos una relación auténtica con Cristo la verdad y la caridad se funden en nuestra vida. Porque la caridad sin verdad es ciega y propia de manipuladores, del mismo modo que la verdad sin caridad es de extremismos.

El problema de expresiones como las del Pastor Soto es que instrumentalizan el nombre del Evangelio al servicio de una idea, perdiendo de vista el respeto que se merecen las personas. Del mismo modo que no es una fe auténtica la que sigue las olas de la moda momentánea, tampoco es una fe adulta la que no parte del respeto a los demás. Quiero ofrecer una disculpa al periodista José Miguel Villouta, porque el Evangelio jamás nos invitará a partir de la agresión a un diálogo en búsqueda de la verdad.

José Antonio Rosas

Director General

Academia de Líderes Católicos

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital