La Tercera

PC advierte a Goic: “Pensaríamos dos veces estar en un gobierno con ella”

El comedor del PS en el Congreso fue el lugar de encuentro entre la bancada de ese partido y el candidato presidencial Alejandro Guillier. Por más de una hora, se discutió sobre la importancia de llegar a un acuerdo en el sector con miras a una segunda vuelta, por lo que se le solicitó al abanderado que hiciera un gesto hoy a la DC, en el marco de un nuevo aniversario del triunfo del No en el plebiscito de 1988.

La petición se produce justo cuando se reflotó en la Nueva Mayoría un enfrentamiento que se arrastra hace varios años en este segundo gobierno de Michelle Bachelet: la tensión por la supuesta excesiva influencia del PC en las decisiones del Ejecutivo, un reclamo que constantemente han levantado dirigentes DC.

Este miércoles, la abanderada de la DC, Carolina Goic, apuntó al PC como uno de los principales responsables de la crisis que vive hoy el gobierno por el conflicto en La Araucanía, que desencadenó en la molestia del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy. “Uno ve una excesiva influencia del Partido Comunista, que incluso amenaza en la necesaria coordinación que uno tiene que ver en el gabinete”, acusó Goic en EmolTV. Y agrego que “lo que finalmente hacemos es debilitar al gobierno en un momento que es clave”.

Desde Valparaíso, el presidente del PC, Guillermo Teillier, salió a responder duramente a las críticas. “Siento mucho que Carolina Goic coincida tan absolutamente con la derecha. Son coincidencias peligrosas para la democracia chilena”, dijo a La Tercera. E inmediatamente advirtió: “Nosotros pensaríamos dos veces estar en un gobierno con ella, porque si vamos a ser comunistas con mordaza en algún gobierno, no vamos a ir a ese gobierno”.

Además de la candidata DC, otros militantes de su partido también dieron a conocer sus reparos sobre el rol de los comunistas en el Ejecutivo. Uno de ellos fue el ex timonel Ignacio Walker, quien cuestionó que en La Moneda existan “dos voces” para enfrentar, según él, problemas como el terrorismo y la delincuencia.

“¿Influencia?”, ironizó más tarde Teillier. “¿Cuántos ministerios tenemos? Dos tenemos. No tenemos ningún intendente, creo que como dos gobernadores, y no tenemos ningún ministro en el comité político. ¿De qué influencia hablan?”, expresó con molestia. En la misma línea, el secretario general del PC, Lautaro Carmona, también respondió las críticas de Goic, recordando que “no fuimos nosotros que, enfrentados a cuestiones absolutamente menores, presionamos al gobierno con la famosa frase ‘con la DC no se juega’”. Esto, aludiendo a los dichos que Goic pronunció en octubre de 2016, cuando reclamó por la relación entre La Moneda y la falange. “Su posición es injusta y poco rigurosa”, remató Carmona.

La controversia continuó durante el día, cuando el coordinador político de la campaña presidencial DC, Jorge Burgos, pidió a los dirigentes del PC tener “mayor tolerancia”. “No significa mordaza hacer una crítica política”, sostuvo.

Complicaciones en balotaje

Las diferencias entre ambas colectividades han persistido en el tiempo y en varios temas, desde educación hasta la postura sobre Venezuela y Cuba. Así, esta nueva disputa tensiona el panorama en medio de la búsqueda -propiciada por Guillier- de un entendimiento en la centroizquierda para la segunda vuelta.

En ese contexto, el candidato optó por bajar el perfil a la polémica entre la DC y el PC, haciendo un llamado a “no dramatizar” el tema. “Es una coalición de partidos diversos. Y, por consiguiente, puede en algunas materias haber divergencia, pero eso no significa ninguna incompatibilidad mayor. Esa es la gracia de las coaliciones: no tienen que ser homogéneas e iguales”, concluyó. Junto con eso, descartó que exista, como planteó su contendora, un rol preponderante del PC en el gobierno y subrayó que en La Moneda “manda la Presidenta de la República; creo que ella fue la que tomó la decisión”.

Reproche del PS a Guillier

Por la mañana, además, Guillier había dicho que “Aleuy estaba equivocado en su estrategia para enfrentar el problema en La Araucanía” y que “por eso lo mandaron de vacaciones”. Sus dichos fueron reprochados por diputados PS durante el almuerzo que sostuvieron con él. En la cita, lo conminaron a cuidar más sus palabras para evitar abrir flancos de conflicto.