*

Nacional
Compartida
Actualizado el 31/03/2017
Estás leyendo:Peaje de futura autopista a centros de esquí costará $ 12.500 una vez terminada

Peaje de futura autopista a centros de esquí costará $ 12.500 una vez terminada

Autor: Marjory Miranda

Se trata de la concesión de la Ruta G-21, que es parte de la cartera 2017 de concesiones del MOP. Se espera que la licitación, que en 2014 quedó desierta, se realice el segundo semestre.

Peaje de futura autopista a centros de esquí costará $ 12.500 una vez terminada

En el segundo semestre de este año podría licitarse nuevamente la Ruta G-21, para convertirla en una autopista concesionada hacia los centros de esquí de Lo Barnechea. El objetivo es tenerla terminada hacia 2025, con un peaje o tag de $ 12.500 si se sube a la montaña, y de $ 11.200 en dirección a la minera Los Bronces, de propiedad de Anglo American.

Así se desprende de la presentación que hizo la Coordinación de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP) al consejo del ramo -un ente consultivo, pero no vinculante, que fue definido en la Ley de Concesiones- y realizado en enero pasado. Según el documento, “la tarifa se paga una vez y permite circular de ida y vuelta”. Antes de 2025, el cobro se realizaría en forma gradual a la entrega de obras, ya que la construcción se dividió en tres tramos. La tarifa inicial será de $ 2.500 y se podrá hacer “una vez que se tenga la autorización de Puesta en Servicio Provisora Parcial de los sectores (tramos) 1 y 2 (ver infografía).

LT31 Camino farellones

El alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, aseguró que “en los primeros años de construcción los usuarios de los centros de esquí estarán liberados del cobro, excepto aquellos que usen la ruta hacia la minera”.

Sobre el precio, el gerente general de Valle Nevado, Ricardo Margulis, señaló que actualmente se está al debe con la inversión hacia centros de esquí, a diferencia de lo que ocurre para ir a las viñas o a la playa. Sobre el precio del peaje, dijo que “hoy la gente no paga, pero tiene un mal camino o mal servicio. Creo que los chilenos nos acostumbramos a pagar por buenas autopistas, y si el camino va a ser seguro, la gente va a llegar rápido arriba, habrá más transportes de turismo, vale la pena”.

El proyecto ingresó al MOP como una iniciativa privada en 2004, fue anunciada su licitación en 2012, pero en noviembre de 2014, cuando culminó el proceso, no hubo empresas interesadas en construir la carretera, debido a las exigencias de mantención que puso la cartera. Esta vez el proyecto será más flexible, con requerimientos de mantenimiento y operatividad parecidos a los que tiene el Paso Los Libertadores. Por ejemplo, se otorgaría más tiempo al concesionario para despejar la ruta en caso de nevadas o tormentas que la bloqueen.

La propuesta también especifica que el primer tramo será bidireccional, con 2,5 kilómetros (km) de tres pistas e iniciaría en la Plaza San Enrique hasta el sector de Corrral Quemado; el segundo corresponde a la Ruta G-245, que va hacia la minera Los Bronces, de propiedad de Anglo American, y será bidireccional; mientras que el tercero es el correspondiente a las curvas de ascenso a los centros de esquí, con tres pistas de régimen reversibles, según el flujo vehicular.

Guevara añadió que este proyecto va de la mano con el desarrollo económico del país y de la Región Metropolitana (RM): “Tenemos un potencial de desarrollo turístico gigantesco, que podría potenciar el PIB de la RM en un 9%, actualmente es del 2,7%, porque tenemos el centro de deportes de nieve más grande del hemisferio sur y el quinto del mundo. Hubo miopía para ver esto”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital