*

Política
Compartida
Actualizado el 10/11/2017
Estás leyendo:Piñera busca contener críticas y da señales de tranquilidad a funcionarios públicos

Piñera busca contener críticas y da señales de tranquilidad a funcionarios públicos

Autor: Paula Catena C.

En medio de la controversia por la eventual reasignación de fondos de programas sociales que aplicaría en un eventual mandato y su arremetida contra los operadores políticos, se reunió ayer con un grupo de trabajadores del Estado.

Piñera busca contener críticas y da señales de tranquilidad a funcionarios públicos
El candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, ayer junto a funcionarios públicos en la sede de su comando.

Fue un 8 de noviembre de 2009, en plena campaña presidencial, que Sebastián Piñera envió una carta abierta a los funcionarios públicos para dar una señal de tranquilidad y asegurar que, de llegar a La Moneda, no habrían despidos masivos. Ocho años después, en el mismo mes, pero con un día de diferencia, el ex mandatario salió ayer a replicar la fórmula que utilizó en su anterior contienda.

La señal -que incluyó la lectura de una misiva y una actividad con funcionarios públicos en su comando- se concretó tras una semana marcada por la controversia, luego que al presentar su programa de gobierno el abanderado de Chile Vamos señalara que para financiarlo, reduciría viáticos y viajes de funcionarios públicos. A lo que luego añadió que “terminaría” o “perfeccionaría” programas sociales. Todo en el marco de un uso más eficiente de recursos públicos.

Declaraciones que inmediatamente despertaron críticas del oficialismo y de sus contendores en la competencia presidencial. En ese contexto, este martes Piñera salió a precisar que “sólo habrá reasignaciones de recursos”, con miras a mejorar los programas, entre ellos Más Capaz, perteneciente al Sence, y el Consejo Nacional de la Infancia. En la misma línea, precisó que todos los funcionarios públicos que sean “operadores políticos” no continuarán en sus cargos en caso de llegar a La Moneda.

Pese a ello, en los últimos días la controversia no se detuvo. El miércoles, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), a través de un comunicado, rechazó los anuncios de Piñera. Junto con eso se sumaron las declaraciones que dio el candidato de la Fuerza de la Mayoría, Alejandro Guillier, quien aseguró que Piñera desvincularía a más de 20 mil funcionarios y que habría una persecusión política por parte del ex jefe de Estado. También se adhirieron las críticas de la abanderada de la DC, Carolina Goic. (ver nota secundaria).
Fue en ese contexto que Piñera subrayó ayer la idea de que no habrán despedidos masivos si gana la elección presidencial.

“Lo digo de forma fuerte y clara: vamos a respetar a todos y cada uno de los funcionarios públicos, vamos a respetar la carrera funcionaria pública(…).Y, además, lo digo con claridad: no vamos a hacer ninguna persecución política como anunció, de forma muy irresponsable, un candidato. Creo que si ha habido una persecución política ha sido durante este gobierno”, sostuvo.

Asimismo, aseguró que hay una “verdadera campaña de engaños, falsedades y del terror, que por lo demás no es nueva, que pretende asustar a los chilenos, meterles miedo a los chilenos con falsedades y con mentiras. Me parece una campaña no solamente cruel, sino que absolutamente ineficaz porque los chilenos son muy inteligentes y saben muy bien quienes han hecho persecución política (…). No vamos a tomar en consideración sus legítimas preferencias en materia política u otras preferencias que tengan en otros campos de la vida”.

De igual forma, el ex presidente insistió -sin precisar un número- en que no va a “tolerar que sigan existiendo los operadores políticos dentro de la administración del Estado (…), más allá de cuántos son, lo importante es que no deben haber operadores políticos”.

Flancos y rédito

Al interior del comando de Piñera hay versiones encontradas respecto de cómo ha abordado el tema del financiamiento de su programa y las críticas que eso ha generado.

Por un lado, algunos reconocen que, efectivamente, se intentó aplazar la entrega de detalles de las iniciativas sociales en los que se pretenden redestinar recursos. Esto, porque, según señala un integrante del equipo, no “pensaron que se iba a exigir tanto detalle” y porque así se evitaba abrir flancos, dado que aún no se maneja toda la información de los programas que “mejorarían”, dado que aún falta que se apruebe el Presupuesto 2018. Un diseño que, finalmente habría “complicado” al ex Mandatario, obligándolo a entregar explicaciones en más de una ocasión.

Otra versión del piñerismo apunta a que se trata de una estrategia establecida de antemano, que apunta a “desnudar la pobreza argumental de Guillier”, situándolo como un defensor de los “operadores políticos”. Una estrategia, que según estas fuentes, le trae réditos políticos a Piñera.

Ayer, en tanto, Guillier volvió a criticar al candidato de Chile Vamos, defendiendo de paso a Carolina Goic, apuntada por el ex Mandatario por sus familiares que trabajan para el Estado. “El que no ha hecho conciencia de sus propias actitudes es el señor Piñera, está hablando de un hermano de la senadora. Pero él tuvo en el gobierno a su hija Magdalena de jefa de gabinete, a su primo Andrés Chadwick de ministro del Interior, a su prima María Irene Chadwick, como directora de programación de La Moneda, a su hermana María Teresa Chadwick en la Dibam, su primo Herman Chadwick presidente del CNTV, a Camila, hija de Andrés Chadwick, que trabajó en el ministerio de Defensa. Si eso no es una familia de apitutados, con qué moral critica a otros cuando él no es consecuente”, sentenció.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital