*

Política
Compartida
Actualizado el 10/08/2017
Estás leyendo:Piñera plantea reforma para cambiar sistema de nombramientos en el TC

Piñera plantea reforma para cambiar sistema de nombramientos en el TC

Autor: P. Catena y P. Valenzuela

Ex presidente propone que sean designados al igual que los integrantes de la Corte Suprema. La iniciativa está siendo elaborada por el ex mandatario junto a su equipo programático de desarrollo institucional.

Piñera plantea reforma para cambiar sistema de nombramientos en el TC

“Es muy necesario modificar la fórmula en que se designan los miembros del Tribunal Constitucional (TC) para asegurarnos que no exista ese cuoteo político”, dijo ayer el ex Presidente Sebastián Piñera.

El ex mandatario, en entrevista con radio Futuro, expresó que “en la designación deben participar los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero buscando una manera que no sea contaminada por criterios de cuoteo político”.

El ex jefe de Estado junto a su equipo programático sobre desarrollo institucional está trabajando en la iniciativa. De hecho, dicho grupo se reunió el viernes para abordar la materia, junto a otras reformas de carácter institucional.

El ex Presidente Piñera profundizó al respecto y dijo a La Tercera que si bien “es necesario que en Chile exista un Tribunal Constitucional al igual como existe en las principales democracias del mundo”, a su juicio, éste debe ser perfeccionado. “Podemos discutir cuáles deben ser sus atribuciones y creo que también es conveniente perfeccionar el mecanismo de designación de sus miembros. Yo propongo que a los candidatos a postular al Tribunal Constitucional se les aplique la misma fórmula que se aplica a los abogados integrantes de la Corte Suprema”, dijo.

En ese sentido, Piñera explicó que, de llegar a La Moneda, impulsará una reforma constitucional para que la designación tenga varias etapas: un concurso público donde postulen candidatos con requisitos determinados para que luego la Corte Suprema elija una quina que deberá enviar al Presidente de la República, quien finalmente propondrá los nombres que deberán ser ratificados con una mayoría de tres quintos en el Senado.

“Es importante establecer requisitos más exigentes para integrar el Tribunal Constitucional, por ejemplo, ser experto en derecho constitucional. Esto busca perfeccionar la forma de designar los miembros y el funcionamiento para que cumpla la tarea que es esencial en una democracia: asegurar que se cumplan y respeten las leyes”, sostuvo.

Actualmente los integrantes del TC son designados mediante los tres poderes del Estado, sin embargo, de manera independiente. De los diez miembros, tres son nombrados por el Presidente de la República; cuatro por el Senado -de los cuales dos son nominados directamente y los otros dos propuestos por la Cámara de Diputados -, y tres integrantes son nombrados por la Corte Suprema.

Desde el comando de Piñera afirman que el objetivo de la reforma es involucrar la participación activa a los tres poderes del Estado, con miras a que tenga un carácter “más republicano”.
Uno de los coordinadores del equipo de desarrollo institucional, Cristián Larroulet, afirmó que junto con la reforma al TC, “estamos revisando perfeccionamientos institucionales que le den una mirada más de Estado, más de largo de plazo y menos susceptible de la captura política en el Poder Ejecutivo”.

El ex jefe de Estado propone los cambios al TC en semanas donde se han agudizado las críticas al organismo, debido a que parlamentarios de Chile Vamos recurrieron para que se declare inconstitucional el proyecto de despenalización del aborto en tres causales. Desde el oficialismo, incluso, algunos han dicho que el TC debería eliminarse por ser “antidemocrático”.
“La primera causal es legítima”

El ex Presidente Sebastián Piñera también abordó ayer en la radio el proyecto de despenalización del aborto. “¿O sea no quiere que se apruebe esa ley?”, le preguntaron. “No, no, acabo de explicarle que las leyes no son blanco y negro”, respondió el ex mandatario.
Acto seguido, dijo que, a su parecer, “la primera causal (cuando está en riesgo la vida de la madre) a mí parece lógica, legítima y estoy de acuerdo con ella”.

La respuesta del ex mandatario no fue tan tajante como en otras ocasiones, donde había explicado que está en contra del proyecto y que no se justificaría la causal terapéutica porque, actualmente, en hospitales y clínicas se aplican procedimientos para salvar a la madre en caso de riesgo vital.

Más tarde, los parlamentarios de Chile Vamos que han liderado los requerimientos en contra de la iniciativa del gobierno, le transmitieron al comando presidencial la conveniencia de precisar sus palabras. “Se refería a la primera causal entendida como la teníamos redactada nosotros, porque es legítimo salvar la vida de la madre. Distinto es matar al feto directamente”. expresó ayer la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

Por su parte, el diputado Jaime Bellolio dijo que las palabras del ex mandatario llaman a la confusión “porque estamos todos de acuerdo en que se debe salvar la vida de la madre, pero tal como está planteada la primera causal, podría interpretarse como que es legítima una acción terapéutica el ir directo a matar a la persona que está en gestación”, señaló.

En tanto, la diputada Claudia Nogueira añadió que “se entiende que él (Piñera) se refiere a la práctica médica que se hace todos los días y que no es aborto. No hay ánimo distinto en lo que él ha venido sosteniendo”.

Consultado al respecto, Piñera dijo: “El primer caso no es aborto. Por tanto, hay una confusión en la discusión”, argumentando que cuando la vida de la madre está en peligro, es legal y legítimo que se apliquen todas las terapias médicas para salvarle la vida”.

Además, respecto a las otras dos causales (inviabilidad del feto y violación), dejó claro que está en contra y que él está por proteger siempre la vida del que está por nacer.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital