*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 11/01/2013
Estás leyendo:Portugal subasta deuda el miércoles y estudia volver al mercado a largo plazo

Portugal subasta deuda el miércoles y estudia volver al mercado a largo plazo

El 20 de febrero se subastará deuda a tres y doce meses por un montante de entre 2.000 y 2.250 millones, y el 20 de marzo bonos de 3 y 18 meses por los mismos montantes.

Portugal subasta deuda el miércoles y estudia volver al mercado a largo plazo

Portugal anunció hoy que subastará hasta 2.500 millones de euros en deuda a tres, doce y 18 meses el próximo miércoles y estudia su regreso a los mercados de bonos a largo plazo.

El Tesoro luso fijó hoy la primera subasta de 2013, de entre 2.250 y 2.500 millones de euros, cuando los intereses de su bono a diez años, el que sirve de referencia en el mercado, están por debajo del 6,3%, un nivel no alcanzado desde seis meses antes de la concesión del rescate financiero a Lisboa.

La Agencia de Gestión de Tesorería y de la Deuda Pública (IGCP) de Portugal informó de que también tiene previsto subastar otros 4.500 millones de euros repartidos en dos emisiones en febrero y marzo.

El 20 de febrero se subastará deuda a tres y doce meses por un montante de entre 2.000 y 2.250 millones, y el 20 de marzo bonos de 3 y 18 meses por los mismos montantes.

Si las condiciones de mercado y la demanda de títulos portugueses continúan su tendencia positiva “también será explorada la emisión en el mercado primario de Obligaciones del Tesoro” (a más de cinco años), señaló el IGCP.

No obstante las tres primeras colocaciones del año son ya de mayor cuantía que las realizadas cada mes o dos meses desde el rescate, y se encuadran en unas necesidades de financiación de Portugal para 2013 calculadas en un total de 11.500 millones de euros.

Las subastas de títulos a corto plazo han permitido al Gobierno luso en el último año completar los fondos del rescate, de 78.000 millones de euros, concedido en mayo de 2011 por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Portugal, sumido en la peor crisis económica de las últimas décadas, con una caída del PIB del 3% en 2012 y un índice de desempleo de casi el 16%, sigue un duro programa de ajustes presupuestarios para reducir el déficit fiscal este año hasta el 4,5%, menos de la mitad del que registró hace dos años.

Según está previsto en los acuerdos del rescate, Lisboa debe volver a financiarse sola en los mercados a finales de este año, cuando se terminar los fondos de la ayuda internacional.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital