La Tercera

Presidente de AFP Capital: “En este episodio no estuvimos a la altura, esa es la verdad”

“Entiendo perfectamente bien la frustración y la rabia que puede tener un afiliado. Por eso parto por decir que esto fue un error y pedir disculpas. No responde bien a lo que los afiliados y a lo que público en general espera de una institución como nosotros, que está en una industria tan sensible como la administración de fondos de pensiones, especialmente en el contexto actual”.

De esta manera, el presidente de AFP Capital, Juan Carlos Jobet, enfrenta la polémica tras la difusión de un cuestionado video de un evento corporativo en que ejecutivos de la compañía, entre ellos el gerente general Eduardo Vildósola, celebraba el cumplimiento de metas comerciales de la administradora a bordo de un yate por el Caribe. El evento tuvo un costo de alrededor de $ 80 millones, señala Jobet, subrayando que se financió con cargo a las utilidades de la empresa, tal como le informaron a la Superintendencia de Pensiones luego de un requerimiento recibido desde el regulador.

Como sea, aunque dice que no se trata del primer evento de este tipo, asegura que en adelante se revisarán los mecanismos mediante los cuales la empresa premia a sus funcionarios.
“A veces hay inclinación a actuar como si fuéramos un actor del mercado financiero más y eso no es así. Estamos en el mundo de la seguridad social, de la administración de fondos de pensiones y eso nos impone una serie de restricciones que tenemos que ser muy consistentes en cumplir, y para eso tenemos que trabajar”.

¿Fue desafortunado el momento o la idea en sí?

Tenemos que aprender una lección de acá y es que tenemos que hacer una revisión bien profunda de nuestras políticas y procedimientos, la manera en que hacemos las cosas, para estar seguros que las hacemos de una manera que es consistente con lo que espera la gente de nosotros. En este episodio no estuvimos a la altura, esa es la verdad, y por lo tanto corresponde ser humilde, reconocer que se cometió un error, y pedir disculpas a todos nuestros afiliados y también a toda la gente del sistema de pensiones. Hay mucha gente que trabaja todos los días muy duro para que esto funcione bien, porque está convencida que esto le va a dar más bienestar y mejores pensiones a la gente y que puede sentir que esto, de alguna manera, va en contra del trabajo que hacen.

¿Entienden los cuestionamientos que se han hecho?

Reconocemos que esto no está en linea con lo que la gente espera de nosotros y por eso lo vamos a revisar. Pero también hay que decir que las imágenes que se ven ahí se dieron en un contexto de complicidad y de un evento corporativo. Como AFP tenemos un desafío que no es tan simple y es que para hacer bien el trabajo y dar buenas pensiones, tenemos que ser capaces de atraer y motivar gente talentosa que -en general-, su alternativa es trabajar en otras instituciones del sector financiero. Y eso no es trivial.

¿Pero esto fue un exceso?

Eso no significa que en la forma no haya habido un error. Muchas compañías tienen distintas formas de motivar y atraer talento, y creo que esta forma no es la que tenemos que usar. Esa fiesta y las imágenes que se ven ahí no son consistentes con la compañía que queremos ser y la imagen que queremos transmitir a nuestros afiliados.

El superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, advirtió ayer sobre el riesgo reputacional de las AFP…

Creo que hay pocas industrias en Chile que estén bajo el nivel de escrutinio en que están las AFP. Tenemos sistemas de monitoreo de distintos riesgos y evidentemente aquí falló una política, un procedimiento. Creo que el superintendente tiene razón, que nosotros tenemos que hacer más esfuerzos por cuidar esos riesgos y minimizarlos.

¿Cómo explicar a los afiliados que parte de las comisiones que pagan terminan en estas actividades?

Tenemos que cambiar la forma. Lo que no podemos cambiar, pensando en los afiliados, es nuestra convicción de que debemos atraer a la mejor gente para administrar las pensiones y atender a los afiliados. Yo no voy a justificar lo injustificable. Tenemos que trabajar para buscar otras formas para atraer y retener talento porque creemos que es esencial para poder hacer bien el trabajo que hacemos. Cometimos un error, pero cualquiera que pretenda decir que un error así esta detrás de la causa de las bajas pensiones, sabe que no esta diciendo la verdad.

La ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, dijo que hechos como éste confirman la necesidad de una reforma. ¿Qué opina de eso?

Prefiero no referirme a las declaraciones de la ministra. Hay otros contextos en los que hemos dado nuestra opinión sobre el proyecto de ley y creo que cualquier lector entiende que mezclar las cosas no corresponde.

¿Se analiza la salida del gerente general?

El camino más fácil sería decir, este es un problema del gerente general y sale. Pero creemos que la discusión de fondo no se agota ahí. Eduardo (Vidólsola) cometió un error. La actitud que tuvo en esa fiesta no es la actitud que tiene que tener el gerente general de la AFP y él hace esa autocrítica. Pero sería una hipocresía decir que este problema se agota en el gerente general. Tenemos que ser francos en entender que aquí hay una manera de hacer las cosas, una cultura que tenemos que revisar y la conversación sobre el futuro de Eduardo, la tendremos internamente y con calma. Eduardo, no ha cometido ninguna ilegalidad. Cometió un error.