*

Nacional
Compartida
Actualizado el 03/10/2017
Estás leyendo:Presupuesto 2018: Bachelet elevó en 32% recursos de educación en 4 años

Presupuesto 2018: Bachelet elevó en 32% recursos de educación en 4 años

Autor: Daniela Muñoz

Para 2018, la cartera contará con $ 10,3 billones, casi un cuarto del erario nacional para el próximo año. En comparación, entre 2014 y 2018, el Ministerio de Desarrollo Social registra un alza de 4,7%.

Presupuesto 2018: Bachelet elevó en 32% recursos de educación en 4 años

Remarcando que este proyecto de ley “resguarda el proceso reformador” de la actual administración, el gobierno dio a conocer ayer el detalle del Presupuesto 2018, para las diferentes reparticiones, el que suma $ 45 billones, equivalente a poco más de US$ 70.000 millones. De ellos, los ministerios de Educación y Salud acumulan el 41% del total propuesto, sumando entre ambos casi US$ 29 mil millones, considerando el aumento de la gratuidad en el caso de Educación.

Si a ese monto se suman los recursos propuestos para el Ministerio del Trabajo (otra cartera social), las tres reparticiones explican el 56% del total del erario para el próximo año (con casi US$ 40 mil millones), marcando un claro énfasis en esta materia y en línea con el sello que Bachelet ha buscado darle a su segundo gobierno, marcado por las reformas educacionales.
Mineduc lidera recursos

De hecho, solo para el Mineduc el Presupuesto considera un monto de $ 10, 3 billones (US$ 15.906 millones), arrojando un alza real respecto a 2017 de 5,9, siendo la cartera que más crecimiento ha tenido bajo esta administración. En los últimos cuatro presupuestos, el ministerio ha mostrado un incremento de 32,1%, pasando de $ 7,8 billones (US$ 12.041 millones) en 2014, último erario aprobado en la gestión del Presidente Sebastián Piñera, a los $ 10,3 billones que dejará Bachelet a su sucesor. En total, US$ 3.865 millones de alza (valor del dólar en $ 652).

En tanto, el incremento de los recursos para los proyectos educacionales supera el alza que tuvo el Presupuesto de la nación entre 2014 y 2017, el que fue de 21%.
Incluso en comparación con otros sectores los montos invertidos en Educación destacan ampliamente. Por ejemplo, el Ministerio de Desarrollo Social tuvo un incremento de 4,7% en el mismo período.

th-presupuesto-ministerios

Gratuidad

Una de las áreas de educación dónde ha existido mayor énfasis es la implementación de la gratuidad en educación superior, que este año benefició a 262.141 estudiantes y que en 2018 se proyecta llegará 360 mil beneficiarios, con la ampliación de la política del 50% al 60% de los estudiantes más vulnerables. Un alza del 29,4% en el presupuesto para la gratuidad.

Según la ministra de Educación, Adriana Delpiano, “el aumento de cobertura al sexto decil es un mayor gasto y nos permitiría llegar a cerca de 360 mil personas que estarían en gratuidad”.

El senador de la DC Ignacio Walker destacó que “solo en ayudas estudiantiles (becas, créditos y gratuidad) el Presupuesto ha subido de $ 200.000 a $ 800.000 millones (2006-2017), mientras que la carrera docente representa, en régimen (2024), una inversión de US$ 2.300 millones, y suma y sigue. Es uno de los más grandes esfuerzos de la historia”.

Para el diputado de la UDI Jaime Bellolio, si bien es positivo que existan mayores recursos para educación, “hay dos caras”. A su juicio, lo negativo “es que el gobierno ha tenido las prioridades equivocadas, y en vez de invertir en la primera infancia y en los niños más vulnerables para ampliar oportunidades, ha priorizado la educación superior de acuerdo a su agenda ideológica”.

En educación escolar el proyecto considera un gasto para la Ley de Inclusión de $ 504.807 millones, ley que apunta a terminar con el copago, selección y dar gratuidad a los escolares.
Así, el 85,3% de la matrícula de los colegios subvencionados será beneficiada, pasando a estudiar sin tener que pagar, lo que significará una inversión de $ 246.544 millones.

El director del Centro Justicia Educacional de la U. Católica, Andrés Bernasconi, explicó que “el comportamiento del gasto en educación de este gobierno es consistente con la prioridad que se dijo iba a existir”. Y explicó que “probablemente la alta inversión se debe a que con la Ley de Inclusión, y luego con la gratuidad, se reemplazó gasto privado por gasto público”.

Para la investigadora de Libertad y Desarrollo Cristina Tupper, “las prioridades no estuvieron bien puestas, porque los montos que se invierten por alumno en educación parvularia, básica y media son bajos para lo que gasta la OCDE”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital