*

Mundo
Compartida
Actualizado el 04/10/2017
Estás leyendo:Profesor constitucionalista de la Universidad de Barcelona: “Una declaración de independencia es inviable”

Profesor constitucionalista de la Universidad de Barcelona: “Una declaración de independencia es inviable”

Autor: Fernando Fuentes

En entrevista con La Tercera, Xavier Arbós Marín dice que las autoridades catalanas “no están en condiciones” de hacer efectiva esta medida.

Profesor constitucionalista de la Universidad de Barcelona: “Una declaración de independencia es inviable”
Foto: EFE

A Xavier Arbós, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, le parece “inviable” una declaración de independencia de Cataluña, según afirma en esta entrevista con La Tercera.

Según el cronograma catalán, tras conocerse los resultados definitivos del referéndum, el Parlament tiene 48 horas para celebrar el pleno que declare la independencia. ¿Cómo ve este proceso?

Formalmente no existe un organismo que pueda certificar de modo oficial los resultados. Pero vamos a saltar este punto, que para el mundo independentista es un formalismo. Así, el punto en el que estamos es la recepción por parte del Parlamento de Cataluña de los resultados del referéndum. Y es entonces cuando, de modo automático, según la ley del referéndum -que fue suspendida por el Tribunal Constitucional- el Parlamento de Cataluña tiene que declarar la independencia. Al mismo tiempo se pone en marcha otra ley, también aprobada por el Parlament, la cual establece la transición jurídica y la ley fundacional de la República, que en otras palabras es una especie de Constitución provisional. El debate que estamos viendo es hasta qué punto las fuerzas políticas independentistas están dispuestas a dar el paso y declarar la independencia.

El gobierno español considera ilegal el referéndum. ¿Se podría aplicar entonces esta declaración de independencia?

Se han puesto en marcha procesos judiciales, porque el Tribunal Constitucional ya advirtió al presidente de Cataluña, a los miembros de su gobierno y del Parlament que podían ser condenados por un delito de desobediencia a los tribunales. Eso no ha significado que se paralice nada. Mi impresión personal es que si se llega a la declaración unilateral de independencia tampoco cambiarán mucho las cosas en Cataluña, por una simple razón: las autoridades catalanas no están en condiciones de hacer efectiva esta declaración de independencia. Nadie que vive en Cataluña piensa que esto es posible. A mi me parece inviable. Y tengo la impresión que es algo que tampoco ve viable la mayoría de los independentistas.

Puigdemont planteó una mediación internacional. ¿Lo ve factible?

Es algo muy difícil que el gobierno de España acepte, porque una mediación internacional se acerca a una especie de reconocimiento de que estás frente a otra identidad de igual a igual, casi ya como un Estado.

A su juicio, ¿cuál es la apuesta de Puigdemont entonces?

Yo creo que hay en Puigdemont y en otros muchos independentistas una doble jugada en su cabeza, aparentemente contradictoria. La primera jugada es apretar el acelerador para ir lo más lejos posible hacia la independencia, en la esperanza de que en ese camino hay una posibilidad entre un millón de que se llegue a la independencia mediante el referéndum. O bien, que en ese intento se cree una situación que propicie una intervención internacional, de la Unión Europea. Es decir, se lanzan contra una pared sabiendo que tienen una probabilidad entre un millón de atravesarla.

Papel digital