*

Nacional
Compartida
Actualizado el 14/04/2016
Estás leyendo:Queule: Retiro de las sardinas varadas podría extenderse hasta ocho semanas

Queule: Retiro de las sardinas varadas podría extenderse hasta ocho semanas

Autor: Karen González y Fredy Palomera

Se estima en casi ocho mil las toneladas de peces muertos, lo que impide a cerca de 400 pescadores artesanales realizar sus faenas.

Queule: Retiro de las sardinas varadas podría extenderse hasta ocho semanas

El jueves pasado comenzó a producirse un fenómeno poco común en la bahía de Queule, en La Araucanía: más de ocho toneladas de sardinas vararon en la costa y rivera del estuario de la localidad, dejando a cerca de 400 pescadores artesanales y miticultores (productores de choritos y ostras) sin poder realizar sus labores.

Se estima que las labores de limpieza podrían tomar entre seis a ocho semanas. Así lo informó el alcalde de la comuna, Guillermo Martínez, quien agregó que se encuentra “solicitando recursos al Ministerio del Interior para contratar a empresas privadas que puedan hacer este trabajo de limpieza en el río Queule, y acortar los plazos de extracción de las sardinas”.

Actualmente, hay 10 equipos con maquinaria del Ministerio de Obras Públicas que se encuentran realizando las labores de extracción y traslado de los peces muertos, mientras la emanación de olores aqueja a los 1.400 habitantes de la localidad.

“Hoy las sardinas son material orgánico en descomposición, una masa espumante que emite fuertes olores y con peligro de emanación de altas concentraciones de gas sulfhídrico”, afirmó el alcalde Martínez. El ácido sulfhídrico es el elemento volátil que, en altas concentraciones, es mortal, y que a principios de marzo provocó la muerte de tres trabajadores que realizaban labores de limpieza en el pozo séptico de una clínica en Vitacura.

Al respecto, el seremi de Salud de La Araucanía, Carlos González, explicó que se realizan cuatro monitoreos diarios en diferentes puntos de la zona afectada y que “las mediciones hasta el minuto muestran que las concentraciones están bajo los niveles tóxicos para la salud”.

Además, González descartó que se produzca una emergencia sanitaria, a raíz de enfermedades producidas por bacterias a consecuencia de la descomposición de los peces, pero afirmó que la emanación de olores ha provocado un aumento de las consultas por cefalea en la posta rural.

Por su parte, el dirigente de los pescadores, Hernán Machuca, dijo que “estamos en un problema mayor a sólo la muerte de los peces; porque hay que ver también la contaminación que queda para lo que se sacaba del río que eran choros, ostras y robalo; además que tampoco se puede salir a pescar al mar”.

Ante esto, el director regional de Sernapesca, Bernardo Pardo, informó que “actualmente no existen condiciones de riesgo para realizar actividad pesquera artesanal y estamos habilitando algunos espacios para que los pescadores puedan desembarcar sus productos”.

Los restos de sardina en descomposición están siendo trasladados a un vertedero autorizado por la autoridad sanitaria, ubicado dos kilómetros de la zona urbana de Queule.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital