*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 15/12/2015
Estás leyendo:Rectificación y respuesta

Rectificación y respuesta

Autor: Juan Pablo Olmedo

LA RECIENTE publicación de un medio de comunicación electrónico de fotografías de aspectos sensibles de la vida privada e íntima de un parlamentario, ha reactivado la deliberación del rol de la prensa en la ponderación del ejercicio del derecho a la libertad de expresión y la privacidad.

Durante los últimos años, los servicios de prensa, televisión y radio muestran una creativa adaptación a las nuevas tecnologías y han incorporado las plataformas de internet como una herramienta para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, que se ejerce sin censura previa.

Tales innovaciones han generado fenómenos asociados a la mercantilización y tráfico de información de la intimidad. La prensa encuentra nuevos desafíos que incluyen una revisión del sentido y alcance del derecho a la privacidad, el debido proceso libre de todo prejuicio sensacionalista, el respeto al derecho al silencio, a no exhibirse, a hacer el bien sin espectáculo, a mantener en secreto los aspectos más delicados de la intimidad fuera de toda curiosidad agresiva, indagación odiosa o mofa.

Sin perjuicio de lo resuelto por los órganos de autorregulación en el ámbito del periodismo y de control ético de los medios de comunicación en el caso particular, se requiere una revisión de los mecanismos de reparación de eventuales abusos al ejercicio de la libertad de expresión por los medios de comunicación electrónicos, entre ellas, el derecho de rectificación y respuesta.

Reconocido en la Convención Americana de Derechos Humanos y en la Constitución Política, el derecho de rectificación y respuesta es una garantía procesal fundamental de los ciudadanos que habilita a “Toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión legalmente reglamentados y que se dirijan al público en general, tiene derecho a efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación o respuesta en las condiciones que establezca la ley”.

El derecho de rectificación en particular tiene por finalidad la aclaración, gratuita e inmediata, frente a informaciones que causen daño a la dignidad, honra e intimidad de una persona en los medios que los difundieron. Su ejercicio posibilita la concreción del derecho a ser oído, dotando al receptor de un rol activo y, al mismo tiempo, constituye una garantía para asegurar el respeto al derecho a la privacidad y al honor.

Con todo, la legislación no considera el recurso en los soportes electrónicos y en el uso de internet por los medios de comunicación. Tal vacío ha llamado la atención de la Cámara de Diputados, donde se encuentra pendiente una moción destinada a otorgar el carácter jurídico de medio de comunicación social y, recientemente del Senado, a través de una iniciativa destinada establecer la obligación de retiro de la información del respectivo sitio web de origen.

Las propuestas legales señaladas constituyen una valiosa oportunidad para perfeccionar la Ley 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información, de manera de fortalecer el derecho de rectificación en los medios de comunicación electrónicos, perfeccionando las obligaciones de la prensa en protección del derecho a la vida privada y la honra de las personas.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital