*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 05/10/2017
Estás leyendo:Retrocesos en materia de competitividad

Retrocesos en materia de competitividad

Autor: La Tercera

Tras años de prédica del estatismo, tomará tiempo restablecer el aprecio por la economía de mercado y las instituciones que permiten su desarrollo.

En su última versión el Informe Global de Competitividad del World Economic Forum (WEF 2017-2018) señala las cuatro grandes limitantes, a juicio de los empresarios chilenos, para desarrollar negocios en Chile: las restrictivas regulaciones laborales; la ineficiencia de la burocracia estatal; la inestabilidad política y regulaciones tributarias y tasas de impuestos. Estos factores constituyen para los empresarios el 70% de las trabas que afectan negativamente su capacidad de efectuar negocios en nuestro país.

Superar estas limitantes de la actividad económica en nuestro país es una tarea muy compleja y de largo aliento. Supone una intensa labor política y educativa para corregir enfoques predicados en forma persistente, por años, que están detrás de un gasto público creciente, que pesa cada vez más en la economía, y que obliga a elevar impuestos o incurrir en déficits, todo lo cual es inconsistente con el crecimiento. Lograr un peso limitado y estable para el gasto fiscal requiere volver a hacer aceptables metas sociales factibles -como fue la lucha contra la pobreza, y como puede serlo el establecer protecciones para evitar que vuelvan a la pobreza quienes lograron emerger de ella- y restablecer la confianza en la economía libre. Tras años de prédica del estatismo y el igualitarismo, restablecer el aprecio por la economía de mercado y las instituciones que le permiten desarrollar su potencial, es una tarea muy exigente.

Pero superar las trabas que inhiben la inversión también supone enfrentar intereses poderosos, para restablecer flexibilidades y capacidades que se han debilitado o perdido. Desde luego, la lucha contra la ineficiencia de la burocracia estatal, esto es, la modernización de la gestión pública que supone cambios organizacionales y de recursos humanos muy profundos, es una tarea que requiere gran prioridad en destinación de recursos y atención política. Tan prioritaria y compleja como esta tarea, es la revisión de las trabas en la legislación laboral, que en su forma actual son una traba mayor al crecimiento.

La información y el análisis están disponibles. Desde hace años, en el país y en estudios de la OCDE, se ha concluido en la gravedad de las consecuencias de las indemnizaciones por despido, y la superioridad de un seguro de desempleo. Asimismo, estudios recientes develan el profundo error de diagnóstico tras las recientes regulaciones a la negociación colectiva: según estudios de Alejandra Cox (Profesora Emérita de California State University LB), las regulaciones de este tipo en Chile, hasta el 2016, comparadas con las de los otros países de la OCDE con régimen de negociación colectiva al nivel de la empresa, mostraban similares tasas de sindicalización, nivel de conflictividad, y “brecha salarial” asociada a estar en un sindicato. En su análisis, la nueva legislación, que va a tener efectos negativos sobre empleo y remuneraciones, también va a deteriorar la distribución de ingresos.

El diagnóstico del WEF 2017-18 es una guía de gran valor, y viene a confirmar la envergadura de la tarea educacional, y política, necesaria para corregir los importantes retrocesos culturales e institucionales experimentados por el país.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital