*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 06/09/2017
Estás leyendo:Rover Curiosity encuentra en Marte un nuevo ingrediente para la vida

Rover Curiosity encuentra en Marte un nuevo ingrediente para la vida

Autor: Francisco Aguirre A.

Un cráter de 3.800 millones de años con un compuesto llamado boro podría ser la clave para saber en qué momento la vida microbiana podría haber existido.

Rover Curiosity encuentra en Marte un nuevo ingrediente para la vida

Curiosity, el robot que desde 2012 explora el suelo de Marte, confirmó que en el área del cráter Gale alguna vez ofreció un ambiente habitable para la vida microorgánica.

De acuerdo al estudio del Laboratorio Nacional de Los Alamos, y publicado en la revista Geophysical Research Letters, el hallazgo de boro en diciembre de 2016 abrió la posibilidad que alguna vez en la historia del planeta haya existido algún tipo de vida, aunque sólo hoy se pudo confirmar.

“Los boratos son un posible puente desde las moléculas orgánicas simples hasta el ARN (ácido ribonucleico). Sin ARN, no tenemos vida. La presencia de boro nos dice que si las sustancias orgánicas estuvieran presentes en Marte, estas reacciones químicas podrían haberse producido”, señaló Patrick Gasda, investigador en el laboratorio nacional de Los Alamos y autor principal del estudio.

El ARN es el componente básico de la vida. Está hecho de un azúcar llamado ribosa, y contiene información genética compleja que tiene la capacidad de ser clonada, dando como resultado el modelo básico de los seres vivos. La síntesis de ribosa (o azúcar) que conduce al ARN es un proceso complicado, ya que es muy soluble en agua, inestable y se descompondrá antes que la formación de ARN sea posible. Aquí la importancia del boro, ya que cuando el boro se disuelve en agua se convierte en un borato, que asegura la estabilidad de la ribosa en el agua, conservándolo lo suficientemente estable para garantizar la formación de ARN, creando así la vida.

“Detectamos boratos en un cráter en Marte que tiene 3.800 millones de años, más joven que la probable formación de vida en la Tierra”, afirmó Gasda. “Esto nos dice que las condiciones en que la vida podría haber crecido potencialmente pueden haber existido en el antiguo Marte”, añadió.

El boro fue encontrado en las vetas minerales de sulfato de calcio, lo que significa que el boro estaba presente en las aguas subterráneas de Marte, lo que a su vez proporciona otra indicación que algunas de las aguas subterráneas en el cráter Gale eran habitables.

Es por ello que Curiosity se encuentra analizando el lugar para averiguar más sobre estos lagos prehistóricos y ambientes húmedos, y cómo se transformaron hace miles de millones de años. La idea es estudiar las capas de sedimentos presentes para revelar una “línea de tiempo” de la composición de agua.

Los científicos creen que las paredes se habrían erosionado con el flujo de agua, y la presencia de cantidades de boro en los sedimentos podría establecer el momento en que los microorganismos habrían existido. Además, el análisis de muestras de tierra establecerá la composición del agua en ese momento, buscando conocer cómo podría haber ocurrido la vida en Marte.

Fuente: Los Alamos National Laboratoryagu.orgGeophysical Research Letters

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital