La Tercera

Rusia prueba líquido “respirable” en perros y genera repudio en animalistas

Nikolas, un perro salchicha es el protagonista de una disputa que divide a los científicos rusos y los animalistas. ¿Por qué? Nikolas fue parte de una serie de experimentos para probar un nuevo líquido “respirable” inventado por las agencias rusas.

En las imágenes, difundidas por un periodista ruso, se ve como los científicos meten al perro salchicha en un contenedor cilíndrico de no más de 30 centímetros de diámetro.

Luego de un breve forcejeo entre el perro y un científico que le sumerge la cabeza obligándolo a respirar el líquido en vez de aire, Nikolas parece tranquilizarse.

Tass, la agencia del gobierno ruso, reportó que han hecho avances científicos sin precedentes, como por ejemplo, lograr que un perro respire gracias al líquido por 30 minutos, en una profundidad de 500 metros, “sin ninguna consecuencia para su salud”.

El experimento consiste en que se llenen los pulmones del líquido que tiene grandes cantidades de oxígeno disuelto en él. Sin embargo, los científicos aún no tienen datos suficientes para comprobar los efectos a largo plazo que podría tener este líquido.

Los animalistas, en cambio,  iniciaron fuertes protestas y campañas en Internet para detener las pruebas científicas en animales.

Frente a la polémica, la agencia Tass salió a desmentir que los animales sufrieran cualquier tipo de daño y aseguró que el viceprimer ministro ruso, Dmitry Rogozin, pidió adoptar este viernes a Nikolas, el mismo perro que fue sometido al polémico experimento.

Rogozin defendió el experimento asegurando que este tipo de tecnología “puede ser importante no sólo para las tripulaciones de submarinos, sino que también para infantes que nacen prematuramente y que deben ser puestos en un ambiente que asemeje al vientre materno. O por ejemplo, piensa en la gente que ha sufrido graves quemaduras”.