*

Nacional
Compartida
Actualizado el 26/08/2016
Estás leyendo:Salud intervendrá 26 urgencias de hospitales por colapso en atención

Salud intervendrá 26 urgencias de hospitales por colapso en atención

Autor: Judith Herrera y Lorena Leiva

Se han registrado complicaciones en el San José y en el San Juan de Dios, lo que incluye la admisión de pacientes en los pasillos. Medida comenzará de inmediato en estos esos recintos y en el de Padre Hurtado, pero también abarcará otros 23 centros.

Salud intervendrá 26 urgencias de hospitales por colapso en atención

Un mes complejo en el área salud, con colapsos en las salas de emergencia de hospitales como el San José y el San Juan de Dios, provocó que en el Ministerio de Salud (Minsal) se tomara la decisión de intervenir las urgencias de los establecimientos con mayores dificultades.

Se trata de una determinación que comenzará con las salas de urgencia de los hospitales San Juan de Dios, San José y Padre Hurtado, aunque se estima que la medida abarcará en total a “26 unidades de emergencia a nivel país, para mejorar salas de espera, las condiciones para los usuarios y lo que se refiere a baños y servicios de esa naturaleza”, explicó Gisela Alarcón, subsecretaria de Redes Asistenciales.

El Minsal también anunció que tanto la Campaña de Invierno como la alerta sanitaria se extenderán hasta fines de septiembre, debido a la mayor demanda de patologías respiratorias, factor que sería el causante de los colapsos registrados.

Sin embargo, según los funcionarios del Hospital San Juan de Dios, donde hubo problemas con 94 pacientes en atención -48 más que en una jornada normal-, las dificultades no son estacionales. “No es sólo por las enfermedades respiratorias. El diagnóstico es que el modelo de salud que tenemos no tiene una coordinación apropiada entre atención primaria y los hospitales”, dijo Rodrigo Gruebler, presidente de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss). Agregó que sólo hay un cirujano en urgencia en el hospital: “Cómo gestionar las camas, si no tenemos; cómo gestionamos el diagnóstico, si no hay una atención primaria resolutiva”.

Ayer, entre el gremio del establecimiento y el Servicio de Salud Metropolitano Occidente se sostuvo una reunión en la cual “los funcionarios decidieron deponer el paro. Desde este momento se están mejorando las condiciones, como la coordinación, el traslado de pacientes, recursos humanos y mejoras de infraestructura”, aseguró Vladimir Pizarro, director del servicio.

En el Hospital San José, que vivió una complicada noche el pasado 2 de agosto, con esperas de más de 12 horas, Gladys Ibáñez, presidenta de la Asociación de Médicos del recinto, expresó que actualmente “la medida que ha funcionado es que se reconvirtieron 10 camas de ginecología y, a través de ese número de camas, se trabaja en la posta”. Añadió que algunos pacientes “se han derivado al sistema privado, pero eso nos preocupa, porque la salud pública está gastando dinero en clínicas privadas, en lugar de incorporarlos a la misma salud pública”.

Modelo de atención

Uno de los problemas ha sido, precisamente, la hospitalización por falta de camas. Según datos del Departamento de Estadística e Informaciones del Minsal, entre 2012 y 2015 quienes esperaron una cama por más de 24 horas subieron 56,4%, mientras que los fallecidos en esa situación aumentaron en 15,7%.

De acuerdo a Jessica Mualim, directora de Salud de la Asociación Chilena de Municipalidades (Achm), el problema está en que “muchas personas llegan a los hospitales tanto porque asisten directamente o por consultorios. Pero en esta última situación, a veces las ambulancias simplemente llegan, porque en el caso de avisar podría suceder que, por temas de sobrecarga en el hospital, se le rechace la derivación, pero el paciente necesita la atención”. Mencionó que en la atención primaria sólo el 12% de 5.661 médicos posee una especialidad.

Para Gruebler lo necesario es que se cambie el modelo actual con el que se gestiona la atención en emergencia. “La solución pasa por reestructurar un modelo nuevo de salud, ya que este modelo no funciona y es por eso que los médicos no permanecen en este sistema y se van al privado”, indicó.

Desde Salud, transformar el modelo actual podría ser posible. La subsecretaria Alarcón aseguró que se está trabajando en un plan “para revisar todo el modelo de atención de urgencia, con medidas de corto, mediano y largo plazo”. Y añadió que la propuesta estará enfocada en “generar nuevas estrategias con todos los actores involucrados”.

Además, la autoridad expresó que se trabajará en mejorar “la gestión de altas y de pacientes al interior de los establecimientos”, y también que se revisará “la forma cómo se ha gestionado la red en su conjunto, en relación con la atención primaria, cuánta anticipación al daño se hace, cuántos pacientes crónicos están bien controlados, de modo que no lleguen a las urgencias”.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, manifestó que más que cambiar el modelo de urgencias, es necesario estudiar el problema en la atención primaria: “La primera barrera es el primer nivel de atención y ahí está el problema, porque si este nivel no da respuesta, estos revientan en la urgencia”, sostuvo.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital