*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 15/09/2013
Estás leyendo:Sepa qué tipo de parlante inalámbrico elegir según la ocasión

Sepa qué tipo de parlante inalámbrico elegir según la ocasión

Autor: Axel Christiansen

El mercado ofrece alternativas basadas en Wi Fi y Bluetooth, las dos tecnologías más populares. El primero posibilita más alcance, pero el Bluetooth permite conectar cualquier dispositivo fácilmente.

Sepa qué tipo de parlante inalámbrico elegir según la ocasión

Habitaciones y utilización personal

Para el uso íntimo del catálogo musical almacenado en el celular, el PC o el iPod, ya sea en el dormitorio o el living, pero con más calidad y sin cables, la gente busca parlantes inalámbricos. “La mayor parte de nuestra música está en los bolsillos”, dice Luis López, experto de la tienda Music World. El desafío, agrega, es cómo lograr el mejor sonido.

Su recomendación es hacerlo a través de la conexión Wi Fi de la casa. En el mercado existen dos tipos de tecnologías para esta conexión: los parlantes Air Play y los DLNA. Aunque ambos tienen la misma calidad, la diferencia es que “Air Play está hecho por Apple y funciona con los formatos que ellos determinan (como MP3 o AAC), mientras que DLNA es un protocolo abierto y disponible para más dispositivos y formatos”, dice.

En ambos casos, el usuario debe conectar el parlante y dispositivo a la misma red Wi Fi. Algunos parlantes deben ser enchufados al router, aunque sólo una vez para la configuración inicial. Luego se debe cargar la aplicación de parlante en el dispositivo donde está la música almacenada para controlar la lista de canciones, el volumen y otros comandos.

Por ser un proceso más engorroso, son recomendados para espacios fijos, como habitaciones o salas de estar.

Para parlantes antiguos de equipos convencionales y que posean entrada RCA, existen adaptadores Bluetooth (como el Receptor Advance Acoustic, a 69.990 pesos en tiendas especializadas), que se conectan a la entrada RCA y capturan la música del dispositivo.

En el mercado existen dispositivos desde 100 dólares en Amazon, como el Philips Fidelio, con tecnología Airplay, y el Pioneer A4, en la foto, a 259 mil pesos.

Uso social y fiestas

Un parlante para una fiesta debe tener dos características: sonar bien -sobre todo los bajos- y permitir que cualquier invitado pueda fácilmente cambiar la música.

Es la cualidad que precisamente soportan los parlantes con conectividad Bluetooth, los más populares en la actualidad.

Según Luis López, la mayoría de los dispositivos -desde celulares hasta computadores- tienen Bluetooth, por lo que es fácil conectarlos a un parlante con Bluetooth y permitir que cualquiera sea el DJ de la velada.

“El proceso de conexión es directo, y si bien sólo permite tener un equipo conectado a la vez, muchos vienen con memorias para hacer que el pareo (la conexión entre ambos equipos) sea más rápido”, explica.

Para usarlos se debe activar el modo Bluetooth tanto del parlante como del dispositivo y desde el equipo del que se va a reproducir la música elegir el nombre del parlante que aparecerá en la lista de dispositivos disponibles.

Luego, cada vez que alguien quiera colocar música, debe esperar que el usuario anterior se desconecte para tomar el control.

La desventaja es su alcance: sólo permite unos 12 metros de cobertura, por lo que hay que estar cerca del parlante para controlar la música y evitar que la señal se pierda.

Para optimizar el uso de la batería, la recomendación es tener el parlante conectado a la corriente. “Los bajos son los de mayor demanda energética”, explica el experto de Music World.

Entre los parlantes con Bluetooth está el Fiddler (39 mil pesos) y el Bose Soundlink Mini (139 mil pesos, en la imagen).

Música para exteriores

Para escuchar en exteriores, como un patio o una terraza, lo primero que hay que considerar es la durabilidad de la batería del parlante. Muchos funcionan con pilas y “con una duración de entre siete y ocho horas”, explica López, lo que debe tomarse en cuenta si busca que la música dure.

Respecto de si es mejor usar parlantes con Wi Fi o Bluetooth, dependerá del usuario. Si el Wi Fi llega hasta el patio, se puede configurar el parlante a la red y el dispositivo donde tiene la música, como el computador, el celular o, incluso, un servidor de audio centralizado (discos duros con acceso a internet donde el usuario almacena su música) y luego escucharlo en el parlante.

El problema es que encontrar parlantes Wi Fi que, además, sean inalámbricos es difícil. La mayoría se conecta a la red eléctrica. Si desea usar un parlante con estas características y sin sacarlo de la casa, puede hacerlo, pero debe considerar uno con una potencia sobre los 60 watts, para que el sonido llegue al exterior.

La otra ventaja es que el Wi Fi puede salir por dos parlantes a la vez, permitiendo tener uno dentro de la casa y otro fuera de ella.

Los parlantes con Bluetooh tienen menos potencia, por lo que pueden ser más pequeños y, por lo mismo, más portátiles. Permiten, por ejemplo, tenerlos sobre la mesa y cambiar la música de manera remota, sin depender de la aplicación de los parlantes con Wi Fi. Su tamaño también permite que sus baterías duren más.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital