*

Nacional
Compartida
Actualizado el 19/03/2015
Estás leyendo:Sequía en La Araucanía: el drama de ganaderos que sólo tienen agua para consumo humano

Sequía en La Araucanía: el drama de ganaderos que sólo tienen agua para consumo humano

Los animales comienzan a morir de forma indirecta por la falta de agua y las autoridades tratan de hacer frente a esta situación con ayuda.

Sequía en La Araucanía: el drama de ganaderos que sólo tienen agua para consumo humano

Ya se cumplen en la Región de La Araucanía, 85 días sin lluvia, lo que ha provocado una profunda sequía en la zona, que ya ha llegado al límite de la muerte de animales, por factores indirectos a la falta de agua.

De acuerdo a la Intendencia de la región, se distribuye agua potable en camiones aljibe a 23. 706 familias de 29 de las 32 comunas de La Araucanía, con 194 camiones.

El director regional de Indap, Alex Moenen-Locoz, explicó algunas de las medidas que se está tomando para apoyar a los agricultores y ganaderos.

“Con una situación de 84 días sin lluvia, con una emergencia ya decretada, estamos operando. Yo voy a hacer el anuncio de la disposición de seis mil 450 millones de pesos de parte de Indap, con recursos frescos que tenemos disponibles. Estamos adelantando  la entrega de los capitales de trabajo, del bono de 100 mil pesos para la gente de Prodesal y PDTI, para la compra de alimentación animal, y estamos poniendo a disposición dos mil quinientos millones de pesos para entrega de bonos para compra de forraje y para el área apícola. Además tenemos un presupuesto de 720 millones de pesos para praderas suplementarias, 500 de los cuales ya están en las áreas y esperando que llueva un poquito para que nuestros agricultores puedan hacer las siembras respetivas“, precisó.

En cuanto a los animales, el seremi de Agricultura, Alberto Hofer dijo a La Tercera que “los animales que han muerto, no lo están haciendo producto de la sequía”.

En un predio específicamente, en la comuna de Cunco, el SAG se constituyó en el lugar donde ya estaban fallecidos los animales (una vaca, dos terneros, dos vaquillas y un buey). “El diagnóstico de la mortalidad de estos animales es que el buey se había desbarrancado, el resto sufrió de hipermagnesemia, y que podría estar asociado a una intoxicación con el suelo, producto del consumo de un tipo de avena (hongo que se transforma en tóxico)”, explicó la autoridad.

En tanto, Hofer sostuvo que esta es la peor sequía de los últimos 50 años, “la producción de forraje está en peligro, por eso está declarada la emergencia desde el día 6 de marzo, que permite una flexibilización de todos los recursos del Ministerio”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital