*

Nacional
Compartida
Actualizado el 10/02/2014
Estás leyendo:Siete años del Transantiago: más buses en las calles y menos transbordos

Siete años del Transantiago: más buses en las calles y menos transbordos

Autor: Carla Vásquez

Desde el comienzo de su operación en 2007, ha aumentado en 11% el número de buses. Inicialmente, 51% de las máquinas eran antiguas, pero mejoradas. Hoy esa cifra alcanza el 4%.

Siete años del Transantiago: más buses en las calles y menos transbordos

En un día como hoy, hace siete años, dejaron de recorrer las calles de Santiago las micros amarillas. Los hombres, que a cambio de una moneda le decían al chofer a cuánta distancia iba del bus precedente, se quedaron sin trabajo. La opción de que el conductor le permitiera a alguien trasladarse por sólo una moneda, con los clásicos “me lleva por”, se terminaron.

Un 10 de febrero de 2007 comenzó a operar un sistema que prometía una completa revolución en el transporte público. La llegada del Transantiago en sus primeros días estuvo lejos de lo esperado y desde el principio el Ministerio de Transportes, encabezado por Sergio Espejo y luego por René Cortázar, comenzó a realizar modificaciones.

A siete años de su puesta en marcha, el Transantiago ha cambiado su lógica, aspecto, recorridos y contratos con los operadores. Al respecto, la secretaría de Estado entregó algunas de las cifras del sistema, que diariamente moviliza a cerca de cinco millones de personas, siendo los buses el pilar fundamental de esta estructura.

En números, ha aumentado en 11% la cantidad de buses que posee el sistema, pasando de 5.875 en 2007 a 6.493 en la actualidad. En 2007, además, el 51% de la flota estaba compuesta por buses antiguos, pero mejorados, cifra que se redujo a un 4% en la actualidad, los que, según el ministerio, dejarán de operar este año.

El proceso de renovación de flota, en este gobierno, comenzó en 2010 con el ingreso de 961 buses nuevos. Luego, en 2011 entraron 205 buses y en 2012, con los nuevos contratos operativos, se sumaron otras 1.120 máquinas. En 2013, comenzaron a operar otros 391 buses sin uso.

En tanto, creció en 15% el número de transacciones anuales respecto de 2007, pero disminuyeron en 7% al compararlas con 2009. Según el ministerio, “esta disminución se explica gracias a las 20 modificaciones operacionales realizadas durante estos cuatro años, que permitieron la eliminación de 130 millones de transbordos innecesarios en el sistema”.

Adicionalmente, hoy existen 2.215 puntos de carga bip!, cifra un 30% mayor que los 1.706 que existían en 2007 y 32% más que los 1.675 de 2009.

Finalmente, en 2013 se aprobó la Ley de Subsidio al Transporte Público que destina $ 370 mil millones para un subsidio en Santiago y la misma cifra para regiones. El ministerio explicó que el subsidio permitirá estabilizar las alzas de tarifas e impulsar el desarrollo del transporte en el resto del país.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital