*

Correos de los Lectores
Compartida
Actualizado el 13/09/2017
Estás leyendo:Te Deum

Te Deum

SEÑOR DIRECTOR

Diego Fica, en su carta de ayer, cuestiona la asistencia de la Presidenta Bachelet al Te Deum evangélico aduciendo las críticas e insultos recibidos por la Mandataria y el carácter laico que tiene el Estado. Hay que recordar que el Te Deum es solo una de las manifestaciones culturales donde convergen Estado y religión. También encontramos la presencia de la fe cristiana en el verso del himno patrio (”Que te dio por baluarte el Señor”), en las expresiones protocolares con que se abren la sesiones parlamentarias, en la mitad de los feriados del año e incluso en las ceremonias oficiales más solemnes, como la misa realizada en La Moneda el 11, en el acto de homenaje a la memoria del expresidente Allende.

La realidad social siempre es más compleja que los constructos que la pretenden ordenar. Especialmente cuando se trata de principios y tradiciones que forman parte esencial de nuestra idiosincrasia. Por ello, pretender eliminar esas expresiones, en aras del laicismo conllevaría también suprimir parte de nuestra identidad.

Respecto del Te Deum evangélico, hay que separar los insultos -que son repudiables- de las críticas al gobierno de los pastores, motivadas por la grave vulneración a valores fundamentales de ese credo que suponen las iniciativas del Ejecutivo sobre despenalización del aborto y matrimonio homosexual.

Jacinto Gorosabel O.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital