La Tercera

Test psicológico: ¿Preferirías ser reconocido como un nazi o amputar tu mano dominante?

Las preguntas del test son simples, pero parecen sacadas de la película Saw. ¿Prefieres tener una esvástica tatuada en la cara o que te amputen tu mano dominante? Estos escenarios hipotéticos y muchos otros forman parte de un nuevo estudio publicado en la revista Social Psychological and Personality Science, “La muerte antes de la deshonra: Asumir costos para proteger la reputación moral”.

Esta investigación, realizada por expertos de la Universidad Estatal de Florida, recolectó datos de cuatro estudios diferentes y realizó un experimento en donde enfrentaban a voluntarios a una serie de preguntas y escenarios de los que tenían que escoger.

En la pregunta de la amputación o el tatuaje nazi, los resultados arrojaron que entre los 166 estudiantes universitarios que se sometieron al test, el 70% prefería que se le amputara la mano a tener una esvástica tatuada en la cara.

Otra de las preguntas hechas a los estudiantes era si preferían morir en ese mismo momento, o vivir hasta los noventa años, pero ser reconocido por la comunidad como un pedófilo. De los 115 estudiantes que respondieron, un 53% prefería morir ahí mismo. 

“Muchas personas, si no la mayoría, están dispuestos a hacer sacrificios para proteger su reputación”, señaló Andrew J. Vonasch, uno de los autores tras el estudio, al sitio PsyPost. “Si tenemos suerte, usualmente organizamos nuestra vida para no tener que hacer grandes sacrificios, pero nuestra investigación fuertemente sugiere que muchas personas las harían (los sacrificios) si se viesen enfrentados a ellos”.

Su investigación, indica, examina la relación entre moralidad y racionalidad. “Muchos modelos económicos del comportamiento humano asumen que las personas son solo racionales cuando siguen algo de su interés, pero la historia ha demostrado que las personas también pueden mostrarse tremendamente preocupadas con ser y parecer alguien con buena moral. Queríamos probar científicamente cuán lejos llegarían las personas para proteger su reputación”.

Analizando datos de más de 150 mil participantes en 100 países, el equipo descubrió que los individuos alrededor del mundo evitaban hacer algo que fuese visto como inmoral, siendo esto más importante que algún valor no-moral o su seguridad física.

“Las personas clasificaban su reputación como uno de sus valores más importantes”, agrega. “Establecían que, hipotéticamente, llegarían hasta grandes extremos para protegerla”.

En otra de las preguntas, un tercio de los estudiantes estuvo de acuerdo en sumergir su mano en un balde con gusanos, y un 63% en sumergir su mano en agua congelada, para evitar que se diera a conocer información que sugería que eran racistas.

De acuerdo a Vonasch, espera a futuro investigar qué tipo de reputación es la más importante para las personas y en qué circunstancias.